¿A fuerza tienen que contratar seguro los motociclistas en nuestra ciudad?

Te explicamos en qué consisten y la diferencia con el de los autos.

El seguro para motos es obligatorio
Foto: Archivo CuartoscuroLos seguros para motos son más caros por los riesgos

En 2013 hubo, según el INEGI, 41 mil 798 accidentes donde se involucraron motociclistas. De esta cantidad, 915 fueron mortales. Lo malo es que muchos creen que una motocicleta no es un vehículo que puede sufrir algún accidente, aunque no está libre de sufrir algún empellón por detrás o de llevarse como corbata a algún peatón.

¿Es realmente obligatorio tener un seguro? Sí, lo dice la Ley de Movilidad de nuestra ciudad, que fue actualizada apenas en octubre del año pasado, en el artículo 72. «Los vehículos motorizados de uso particular que circulen en el Distrito Federal [ahora CDMX], deberán contar con un seguro de responsabilidad civil vigente que cubra por lo menos, los daños que puedan causarse a terceros en su persona y/o sus bienes por la conducción del vehículo; en los términos que se establezca para tal efecto en el reglamento correspondiente».

También lo dice el Reglamento de Tránsito, en el artículo 46: «Los vehículos motorizados deberán contar con póliza de seguro de responsabilidad civil vigente, que ampare al menos la responsabilidad civil por daños a terceros en su persona y en su patrimonio».

Es decir, no es exclusivo de los automóviles, pues al ser un vehículo automotor las motocicletas están obligadas a tenerlo. En caso de no tener esta póliza vigente deberán pagar multas entre 20 a 40 días de Salario Mínimo Vigente en la CDMX

¿Qué diferencia tiene con los automóviles?

Consultamos con Juan Muñoz Alonso, gerente de Servicios de una agencia de Harley Davidson, y nos explicó que las pólizas de seguro para motociclistas son más caras en comparación con las de los automóviles. Esto de forma proporcional, claro está.

¿Por qué? Porque una motocicleta corre con más riesgos que cualquier otro coche, por los gastos médicos que hay que cubrir, pues por lo general nadie se salva de una lesión. Para cotizarlo se consideran los siguientes puntos: marca, modelo y año. Pero ahí no muere la cosa. Tu lugar de residencia, edad y la incidencia de robos a la que están expuestas también influye.

Actualmente lo puedes contratar con aseguradoras como Mapfre, GNP, Atlas, Axa y Qualitas.

Se pueden ajustar los seguros según tus necesidades. El básico es el de Responsabilidad Civil, a partir de éste uno puede solicitar la cobertura que uno desee: casco y vestimenta, por si se llegan a rasgar en algún accidente; accesorios de tu motocicleta; robo total; gastos médicos del conductor y acompañante; pérdida de llaves; muerte accidental y, obviamente, daños materiales a tu motocicleta. Algunos, incluso, ofrecen asistencia vial y legal.

Juan nos comentó que algunas motos son importadas, por lo que no tienen factura nacional. Al suceder esto, es muy raro que las aseguren y si lo hacen, la póliza es mucho –repito, mucho- más cara.

Es importante leer los anexos de las Condiciones Generales. Hay que asegurarse de que tu tarjeta de circulación esté vigente y fijarse que el seguro cubra a los acompañantes.
En caso de sacar una moto a contado, no hay exigencia de seguro. Sólo cuando está a crédito, pues de esta forma protegen su inversión. Pero ya saben, siempre es mejor tener un seguro.

Ojo, aquí en la CDMX no siempre te exigen tu seguro cuando te detienen, pero lo mejor es tenerlo para poder cubrir los gastos a daños de terceros. Lo que casi siempre exigen es tarjeta y licencia.

¿Tú manejas una moto? ¿La tienes asegurada?