¿Qué hay detrás de las muertes de los bomberos de la ciudad?

En seis meses han muerto dos bomberos, Cecilio Pineda y Álvaro Jiménez. Aquí te contamos qué hay más allá de la versión oficial de sus muertes.

En seis meses ha muerto dos bomberos en la CDMX: Cecilio Pineda esta semana y Álvaro Jiménez en marzo.
Foto: ShutterstockEn seis meses ha muerto dos bomberos en la CDMX: Cecilio Pineda esta semana y Álvaro Jiménez en marzo.

Las denuncias sobre irregularidades al interior del Cuerpo de Bomberos de la CDMX no son nuevas, pero sí siguen cobrando vidas. Hace dos meses Chilango publicó un reportaje al respecto. En lo que va del año, han muerto dos bomberos: Álvaro Jiménez y Cecilio Pineda. El primero murió en marzo por una caída de más de 35 metros de altura y el segundo el pasado 8 de agosto, luego de caer de un tercer piso.

La versión oficial dice que fallecieron «en el cumplimiento de su deber». La otra parte denuncia escasez de equipo de seguridad, incumplimiento del protocolo y corrupción al interior de la institución.

¿Las muertes de estos bomberos podían evitarse?

Héctor Zariñana, exbombero de la ciudad, nos explica que hay circunstancias extrañas en las muertes de Jiménez y Pineda: los protocolos no se siguieron, los bomberos no aceptaron ayuda de otras instituciones del gobierno para trabajar en conjunto y no se utilizó el equipo de protección adecuado.

«Ese tipo de eventos no deberían haber ocurrido», nos asegura. «El día que Álvaro [Jiménez] se subió al espectacular no se ocuparon las escalas, aunado a que no estaba sujeto con arnés ni línea de vida. (…) Cecilio se cayó de tres pisos y hasta en las imágenes se ve que fue porque había unas escaleras amarradas afuera en vez del equipo adecuado».

Héctor nos cuenta que si un bombero chilango quiere capacitarse, debe buscar cursos externos, pagárselos y tomarlos fuera del horario laboral. También que el equipo de protección es insuficiente y muchas veces se utiliza más para actos políticos que para emergencias en la ciudad. Además, señala que algunos de los inspectores y jefes de estación y de servicio fueron ascendidos por dedazo, no por méritos.

Sobre los responsables…

La versión extra oficial señala que las irregularidades en el Cuerpo de Bomberos guían a una persona en particular: Ismael Figueroa, director del sindicato de bomberos y diputado independiente en la ALDF.

«Desde que él tomó la rienda del sindicato comenzó todo», nos dice Héctor. «Es una persona muy ambiciosa, a costa de la vida de la gente. Además tiene aspiraciones políticas para el 2018, él quiere ser delegado para la Benito Juárez y hasta dónde sé, por gente que sigue adentro [del Cuerpo de Bomberos], les va a pedir que cambien el domicilio de su credencial de elector a esa delegación. No sé cómo le vayan a hacer, pero tendrán que hacer ese movimiento para apoyarlo».

Chilango intentó comunicarse con Ismael Figueroa para que nos diera su versión de los acontecimiento. Hasta el momento no nos ha dado respuesta.