Hobbies que no debes confesar

Todos tenemos un oso en el currículum

Hay muchas actividades que harás a lo largo de tu vida, algunas más “normales” que otras. Debes de estar consciente de que no podrás hablar públicamente de todas ellas, a menos que quieras ser estereotipado en algo que, seguro, en algunos años, te avergonzará. Si formaste parte de cualquiera de estas actividades, mantenlo en tu mente, sólo ahí, de otra forma serás el freak de tu círculo. Haznos caso:

 

Cartas Magic: The Gathering

¿Recuerdan la moda de las cartas Magic?, en Coyoacán se juntaban muchos ñoños con cara de vampiros a combatir entre ellos. Lo más freak del asunto es que un juego que podría ser de mesa lo jugaban como si fuera una realidad: lo actuaban, bailaban y gritaban.
Nadie debería revelar esta actividad de su pasado porque con sólo decirlo se encasillaría en un cajón sin salida: “ajajajajaja, no ma’ que eras de los freaks esos…”

http://www.youtube.com/watch?v=kNPBuIhVoAU&feature=fvwrel

 

Club de señoritas

Cuando el Manual de Carreño era como la Biblia, las escuelas católicas tenían clases para que todas las estudiantes se convirtieran en señoritas de bien. Ahí podías aprender a cocinar, poner una mesa y saber cómo sentarte en una fiesta. Aunque suena como una pesadilla, hubo muchas que amaron la clase y la convirtieron en su hobbie predilecto: “Al fin llegó el día de la clase más esperada del año, chicas: aprender a cocinar pavo navideño”. Si eso les pasó, no lo cuenten o será como decir que son monjas arrepentidas.

 

Estudiantina o rondalla

Quien no entienda el porqué la estudiantina es de oso, no debería de estar leyendo esta nota. Si estás en una, no queremos herir tus sentimientos: sigue en ella y regresa a esta nota en un tiempo. Si te quedaste leyendo, empecemos por el traje que usan: boina, medias, capa con listones colgantes y muchos pines para decorar; parecen meseros del Freedom de la época medieval.

Jamás entendimos por qué había rucos formando parte de la estudiantina.
Lo peor debe de ser confesar que fuiste el del triángulo o el del pandero, porque no cualquiera se somete a semejantes humillaciones públicas para sólo tocar las castañuelas o algo semejante. De menos la guitarra, maestro. 
No viven en Guanajuato, ubíquense… y no revelen este secreto terrorífico.

 

Porrista

El problema más grande de las porristas es que jamás superan esta época, es más, la llaman “el mejor momento de sus vidas”. ¿Será por que muchas pierden la figura después de la prepa? Lo ridículo y vergonzoso de este pasatiempo es imaginar que fueron parte del cliché más teto de la historia del mundo: las niñas virginales apoyando a los atletas vistuosos. De sólo imaginar sus caras sonrientes con pestañas de Mimí, diciendo ridiculeces como “Sí equipo, venga, sí, sí”, es traumático. Ruega a la vida que tu mamá no haya sido una de ellas y un buen día se le ocurra bailar la coreografía más memorable el día de tu cumpleaños… claro, frente a tus amigos. Ouch.

 

Boy scout

Si nos quedáramos atrapados en el bosque sin posibilidades de salir o si esta ciudad estuviera rodeada por bosques inmensos atascados de osos, entonces sí estaría permitido que saques tus dotes de scout y confieses que fuiste parte de ellos; de lo contrario omite esta historia de tu vida. Los queremos mucho por buena onda, pero es muy ñoño y son muy clavados en sus asuntos. Bueno, hay scouts de 60 años… Tu vida no puede girar en torno a reconocer huellas y hacer fuego. ¡Vives en la Ciudad de México…!

Y no cometas el error de decir: “si yo fui uno de ellos, entonces mis nueve hijos también”. Y menos si estás en medio de una bola de cuates que ya están medio ebrios. Seguro en los scouts no te enseñaron como combatir el bullying.

 

Club de Harry Potter

Las personas que leen más de tres libros de una saga suelen volverse unos poseídos, al grado de que sus vidas se convierten en el cuento que leen: “Eres un muggle, nunca podrás hacerme daño, ratero de la calle”. Además, nadie en el mundo sabe más información de sus libros que ellos: “Es que tú no leíste la edición especial para magos especiales”. Y así, se la pasan despreciando a los que no les siguen el juego.
Asi que si fuiste así con la historia del maguito, es hora de dejarlo ir. Ya no tienes 10 años. Ve fotos de los protagonistas de estas películas actualmente y verás cuánto tiempo pasó. Ellos ya quieren sacudirse el personaje para ser sex symbols y tú ¿todavía piensas que un día el hechizo sí va a pegar? ¡Por favor!

 

Teatro estudiantil

No tenemos nada en contra del teatro, el problema es cuando quieres formar parte de este hobbie para sólo participar en la pastorela escolar… Sí, la más chafa de todas las obras en las que puedes debutar.

No pases osos y evita contar esto de tu vida. Haber sido la estrella de Belén o el burro que carga a María no tiene ningún mérito. No, ni siquiera si fuiste uno de los pastores lo cuentes.

Si hiciste alguna obra como el Mago de Oz o Anita la Huerfanita, también calla. Ya si te vuelves famoso, entonces lo sacas como una anécdota chistosa. Pero nunca antes, eh.

45308fg
fg (gf)

Monaguillo

Cada quien sus creencias, pero estar vestido como Chabelo todos los domingos para chalanear es algo que no deberías de contar con frecuencia, a menos que tengas una justificación válida. También influye la edad que tenías. Si lo hiciste porque tus papás te metieron antes de los ocho, tus amigos pensarán que tus papás son unos freaks; pero si lo hiciste después de los 12 y por voluntad propia, lleva este secreto a la tumba, incluso más allá: te aseguramos que no será aval para entrar al cielo.

 

Computrones al ataque

Los adictos a la tecnología, inevitablemente, siempre tendrán estereotipos en los que no quieres encajar, así que deja tus obsesiones por Star Wars, superhéroes, tocino, Android y todas esas cosas que no ayudarán a  conseguir una pareja decente. Porque pareja si conseguirás, pero no esos ligues épicos que imaginas: tendrás que conformarte con alguien como, mmm, pues sí, como tú.Y no se trata de que abandones tus aficiones, sólo no te comportes como personaje de The Big Bang Theory. Si alguna vez en tu vida lo hiciste, rebooteate, para hablarte en tus términos.

 

Sociedad de alumnos

Que hayas sido de los nerds regañones que comandaban el colegio es lo peor del listado. Qué pena haberte sentido director de escuela y hacerla del policia de los maestros, en vez de disfrutar tu infancia de manera normal.
Si juzgaste o acusaste a alguien, cual maestra amargada, cargarás con ese karma para siempre.

Nunca digas que fuiste parte de ellos o serás expulsado por teto.