Evita que te manden muy lejos…

Frases de bateo automático

Es complicado que una primera cita salga bien. Hay demasiados factores implicados: desde la química, hasta la forma de comportarte. Puedes tener todos los puntos ganados y romper el encanto con una sola frase. Sí, con una. Por eso ten cuidado con las palabras que seleccionas, podrías terminar bateado por decir intensidades.

Aquí algunas frases que sentencian el final de una buena cita.

 

1- “Que bien alimentadita estás”

Insoportable que comenten algo sobre el peso o, peor aún, sobre el sobrepeso. Ni se les ocurra decir algo como “éntrale” cuando estén comiendo.

 

2- “Quiero tener muchos hijos”

Esto parece una advertencia sobre planes a futuro en los que nadie quiere verse involucrado hasta realmente conocer al otro. Hay que hacer muchos cadtings para saber quién es el/la bueno/a para empezar tu kinder garden.

 

3- “Mi papá está loco”

¿Qué están queriendo decir?, ¿acaso el mensaje es que si las cosas no salen como ustedes quieren, su papi entrará en acción? Dejen de ver El Padrino.

 

4- “No me gustan las formalidades”

Si la intención es buscar una relación a largo plazo, no pueden salir con algo como esto. Ahora, que si sólo quieren sexo, entonces díganlo, en una de esas es chicle y pega.

 

5- “Mi cantante favorito es Arjona”

No confiesen su pésimo gusto musical en la primera cita. Eso sí que friquea. Los placeres culposos déjenlos para después.

 

6- “Quiero una boda de princesa”

Está bien que hayamos crecido viendo la trilogía de María la del Barrio, pero decir la palabra princesa, sueño mágico o galán de telenovela sólo confiesa el enajenamiento televisivo. Ah, y prohibido hablar de bodas en general a la primera.

 

7- “¿Leer?, ¡qué flojera!”

No hay que se ignorantes, por favor. Pero sí hay algo peor: presumirlo. A nadie se le aplaude su falta de buenos hábitos. Presumir algo como esto es de pésimo gusto.Ojo con el síndrome Peña Nieto.

 

8- “Te amo aunque apenas llevemos una semana de novios”

La primera clave del bateo automático es la intensidad. No hablen de amor tan pronto, eso espanta. Bájenle a la intenseada. La palabra con “a” es tema hardcore.

 

9- “Me imagino envejeciendo a tu lado”

Ay, no ma… No aten con palabras a su pareja. Aunque vivir para siempre felices puede ser una posibilidad, no es algo de lo que deban hablar enseguida.

 

10- “Esto lo cocina más rico mi mamá”

Las comparaciones con la madre resultan la peor ofensa para una mujer. Recuerden el dicho de “en el hogar sólo cabe una reina”.

47682y
y (y)

11- “No me gusta que te pongas minifalda”

Ya no estamos en 1410, machines.

12- “¿Cómo me dijiste que te llamabas?”

No pueden salir con un comentario como éste después de una noche llena de placer y después de haberse bajado los calzones uno al otro. Chale.

 

13- “Quiero ser mantenida”

¿Qué, qué, qué, qué? No asusten a su date con comentarios de ese estilo. Saber que no quieren aportar dinero al hogar suena aterrador para cualquiera… Sí es de penita ajena, la neta.

 

14- “Soy nini”

Lo más padre que puede existir es admirar a la pareja. Si son ninis difícilmente generarán ese sentimiento. Ser un bueno para nada nunca estará “in”.

 

15- “Le tengo miedo al compromiso”

Vayan con un psicólogo y resuelvan sus dudas existenciales, pero no las declaren a su nuevo date.

 

16- “Mi daddy…”

Superen la película de Legalmente rubia, por favor.

 

17- “Voté por…”

Con lo intensa que anda la gente con el tema de las elecciones, será mejor que eviten este tema.

 

18- “Soy borrachísimo”

Sus malos hábitos guárdenlos para luego. No porque sus amigos les aplaudan esto quiere decir que una pareja también lo hará. Nadie quiere a un borracho, sólo un AA.

 

19- “Me he acostado con tantos, que ya perdí la cuenta”

Vivimos rodeados de machos y personas con prejuicios. Guarden su historial sexual para ustedes mismos, nadie tiene por qué saber que eres conocida/o como la/el “nalgapronta”.

 

20- “Mi autor favorito es Paulo Coelho”

Primero, ¿ese señor es un “autor”? Segundo ¿libros de superación personal? Pufff, qué horrible que eso sea su lectura personal. No lo digan, podrían escucharse como Anahí.