Diccionario del choro nacional

El verdadero significado de las frases políticas

Especial

Es muy cierto el dicho de “te digo, Juan, para que me entiendas, Pedro”. Así que nos pusimos a analizar lo que realmente piensan los políticos cuando dicen frases hechas de campaña. Ya saben, todo este lenguaje dominguero con el que intentan marearnos. Esta es parte de la realidad según nosotros: 

“Tenemos diferentes puntos de vista” = Ese pen… y yo no tenemos nada en común. Cómo me cae mal.

“Cuchi cuchi” = Que ñoña soy, jamás me he atrevido a decir “sexo” jijiji. Mi confesor me quitaría el voto.

“Canalizar los recursos de forma uniforme…” = Un muchito para mí y mi partido, muy poquito para ti, aunque seas el que más pone.

“Impulsaremos un programa ambicioso” = Hay un buen de inversionistas extranjeros involucrados, agárrense.

“Respuesta transparente y clara” = Eso no existe pero tengo que decirlo. De hecho, mi frase no es transparente ni clara, pero soy político así que me vale.

“Adversarios que no están a la altura de las circunstancias…” = Si no terminaron ni la secundaria, menos van a entender este problemón. Yo en cambio soy una reata.

“Tenemos en nuestras manos la solución…” = Tenemos a este tipo agarrado de los… pantalones.

“Procedimiento ágil y seguro…” = Onda burocrática, mínimo un mes de proceso.

“Que no les quepa ninguna duda de que…” = Decir esto siendo un político es un descaro, porque a ustedes lo único que les puede caber a manos llenas son las dudas, zoquetes.

– “Para cuyo desarrollo solicitaremos el apoyo de…” = Yo solito no puedo, así que me traigo a mis compinches.

“Si el gobierno no puede darte las medicinas, que te las pague” = Ah, eso sí, por ahora sólo nos alcanzaría para las aspirinas y cosas por el estilo con lo que recaudamos, así que no se nos enfermen, de favorcito.

“Tengo la esperanza de que…” = Les digo eso, pero no va a suceder, ya valió.

“Son pilares fundamentales para…” = Este asunto es clave para mi siguiente transa.

“Una llamada a la conciencia general” = ¿Cómo que le están creyendo a mi rival? Ustedes no tienen derecho a tener otra conciencia que la que yo dicte.

“Gracias a la lucha de todos ustedes, se ha logrado…” = Ahora sí soy el mandamás y ustedes mis lacayos.

“Vamos a tratar en primer lugar de…” = Yo y mi bocota prometiendo cosas. Chin…

“Los quiero desaforadamente” = Estoy muy emocionado y me sentí rockstar por un momento. Empiezo a creer que soy más famoso que Jesús.

“Han sido objeto de preocupación y atención prioritaria…” = Mataron a varios, ahora sí tengo que salir a dar la cara.

“Y con todo lo que ello conlleva” = No crean que tengo una varita mágica, así que se aguantan porque ahorita lo importante es mi partido, no ustedes.

“Soy dueño de mi silencio” = No voy alegar contigo, vendido. Además, si abro mi bocota, puedo comprometerme.

“Puntos que es necesario abordar…” = Sólo hablaré de lo que me conviene.

“Convenientemente informados” = Sigan viendo la tele, porque si no se me desvían de la doctrina.

“Cállese chachalaca” = Ya me colmó la paciencia. Acá sólo puedo chachalaquear yo.

“Siempre teniendo en cuenta que” = Digo eso por si algo sale mal, le echo la culpa a otros.

– “Dar respaldo incondicional a” = Tengo que devolver favorcitos, con su permiso.

“Ni los veo ni los oigo” = Me hago el de la vista gorda, total, yo estoy en la plenitud del pinche poder.

“Adoptaremos nuevas medidas” = Plan b, las otras medidas que propuse no funcionaron. No se vale decir cosas malas de mí, eh.

“Sensación de indignación” = Estoy enojado con el asunto… obvio porque me conviene estarlo.

“Solicitar el apoyo de” = Yo solito no la armo compadres, necesito unos que manejen de forma más discreta la transa.

“Estar a la altura de las necesidades de” = La cosa está peliaguda, pero haré lo que pueda. Eso sí, ustedes deben echarle más ganas que yo.

“No puede ser de otro modo” = Por mis pistolas que se va hacer de este modo.

“Forman parte de los esquemas operativos…” = Mejor le echo la culpa a algo más.

“Quiero hacer un reconocimiento a la muy importante labor de…” = Me hizo un parote este brother, se merece trato preferencial.

“Eso en los próximos 12 meses debe corregirse” = 12 por no decir 24… o cuando se pueda.

“Por poner ejemplos reales” = Dizque tengo documentos para avalar lo que sea, aunque ya mejor ni hablo de ejemplos reales porque si no me va del nabo.

“Básicamente, con el mismo criterio” = Más de lo mismo. Todos los de este partido somos iguales.

“Por supuesto, actuaremos de manera firme” = Ahora sí me voy a ver muy ojeis porque si no van a decir que no la armo.


“Queda un gran tramo por recorrer” = No supe en  la que me metí.

“Cuestión de cortesía” = Lo tengo que hacer a fuerzas, hagan de cuenta como si tuviera modales.

“Vamos a estudiarlo con mucho gusto” = Ajá, ajá, ajá, estoy pensando en mi perro salchicha ¿alcanzan sus croquetas para la semana?

“Encima de cualquier interés político” = Con esto me refiero a que nada puede estar por encima de mis intereses económicos.

“Valiosas aportaciones” = Este brother pagó mi campaña política. Háganle caravana, lacayos.

“Te lo firmo ante notario” = Compadre Palemón, traígame uno de esos papelitos apantalla-zoquetes. Y si alguno uno reclama, me lo ficha y me trae sus datos.

“El panorama es sombrío” = La cosa está del carajo. Y yo, la neta, safo.

“Soy de cuna priísta, de afinidad perredista y de amistad panista” = Soy un lamebotas y me inclino por quien gane.

“Eres un encantador de serpientes” = Ya para que yo diga eso es que estás cañón.