Día Mundial de los Animales

Con alas o sin patas, respétalos

Especial

Este 4 de octubre se celebra el Día Mundial de los Animales, y como nosotros somos bien Pet Friendly (esperamos que tú también), decidimos unirnos a la celebración. Aquí te dejamos una lista con algunas cosas que, si las haces, colaborarás con el bien de todos los demás seres vivos con quienes compartimos el planeta.

No tengas especies exóticas como mascota

No vamos a negarlo, hay animales salvajes que nos encantaría tener… (¿quién no ha fantaseado alguna vez con una guacamaya, lobo, tigre,  mono tití, cocodrilo, halcón, panda, etc?), el problema es que todos son eso –salvajes– y por lo mismo no pueden estar en cautiverio. Ya ni siquiera por motivos éticos o morales, sino simplemente por puro sentido común. Para empezar, si llegas a comprar uno es 99% seguro que no va a estar sano, ni los contrabandistas ni tú le van a dar la alimentación adecuada y eso, en poco tiempo, le va a causar la muerte o provocarle enfermedades; además, no puedes cubrir sus necesidades básicas naturales (desde el alimento hasta el clima), ni medicinales, entre muchas otras cosas más. Este tipo de requerimientos no satisfechos le provocarán la muerte por estrés, depresión o por enfermedad (la cual puede llegar a ser transmisible a los humanos y animales domésticos).

No consumas productos que fomenten la crueldad animal

La piratería y el contrabando de ropa tiene un lado todavía más oscuro que los problemas económicos de los que generalmente se habla, y nos referimos al tema de los animales, muchas chamarras, guantes, abrigos, juguetes de peluche, estolas, sombreros, etc, etc, que se venden en el comercio informal y que son de origen asiático (principalmente chino) son elaborados con pieles de gato y perro (además de otras especies animales de Asía), y aunque a esas prendas se les ponen etiqueta que dicen están hechos de material sintético la realidad es muy distinta. Por desgracia en México este tipo de productos son consumidos a diestra y siniestra. Para que se den una idea de la magnitud de este problema aquí les dejamos el siguiente video, antes de verlo les advertimos que son imágenes más fuertes de lo que podrían imaginar.

No compres productos animales de origen dudoso 

No está en nuestras manos pedirte –ni mucho menos exigirte– que dejes de consumir productos de origen animal, pero la alternativa que sí te podemos dar es que consumas productos legales. En nuestro país hay diferentes lugares (como ranchos cinegéticos y UMAS [Unidad para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de Vida Silvestre], en donde en vez de criarse vacas o borregos, se protegen venados, cocodrilos y muchos otros animales silvestres para su consumo y cacería controlada, y viveros; donde se reproducen y se venden cactáceas legalmente . Al comprar en estos lugares, ayudas a su conservación. Además, al no ser animales ni plantas en estado completo de libertad, colaboras con la recuperación y crecimiento poblacional de la especie. 

No adquieras nada que tenga que ver con animales en peligro de extinción

Felinos salvajes disecados, bolsas y botas de pieles exóticas de reptiles, huevos de tortuga, adornos de plumas, pulseras, aretes y collares hechos de coral, abrigos y chamarras de piel de zorro o lince son sólo algunas de las cosas que, por mucho que te gusten o se te vean muy bien, no debes adquirir. Piensa que al no haber demanda no existirá oferta y que, aunque parezca poco, en realidad si no compras una pieza de este tipo estás haciendo mucho bien. 

No a las peleas de perros

Si tanto quieres a tu mascota, lo más sensato es que no lo orilles a prácticas que le provoquen dolor. Los perros utilizados para pelear no viven en promedio más de 5 peleas, y aunque la televisión y el cine  nos han mostrado otra cosa, la cruel realidad es que estos canes terminan con las patas rotas, tuertos o ciegos, con múltiples fracturas, enfermedades del hígado y riñones (por el uso de esteroides) y, al final de su corta vida, como son “inservibles”, terminan en la calle o, si tienen mejor suerte, siendo sacrificados.

No a la crueldad animal

En el Distrito Federal tenemos un grupo especializado en protección animal. La Brigada de Vigilancia Animal funciona algo así como lo que vemos en series de televisión de otros países: personas rescatan animales y atienden denuncias de maltrato animal. Este grupo tiene 8 años de vida y actualmente son alrededor de 60 personas quienes lo conforman, ellos se encargan de evitar la venta de animales en la vía pública, atender denuncias de animales maltratados y rescatar animales salvajes. Brigada de Vigilancia animal TEL. 5208 9898 o 5242 5100.  

No a los productos que experimenten con animales

Antes que otra cosa, debemos de aclarar lo siguiente: de la casi infinita variedad de productos que experimentan en animales (antes de ser consumidos por el público en general) hay algunos que por ley deben hacerlo (como los farmacéuticos); pero la inmensa mayoría no tendrían porque hacerlo, algunas industrias (como la cosmética) utilizan animales para pruebas de tinte para pelo (se les echa el tinte en los ojos), otros para probar lápiz labial y maquillaje. Como respuesta a este tipo de situaciones la organización PETA ha creado una lista pública de empresas que SÍ y que NO experimentan con animales en la elaboración de sus productos.