¿Cómo entender a una mujer?

Conviértete en su príncipe azul

 

1- No pienses que decirle "nena" está cool:

Aunque creas que es un apodo muy lindo, para nosotras essímbolo de hipocresía, nos hace recordar a nuestra peor enemiga diciendo "¿cómote fue, nenita?". Si le dices "te amo" ya no hay vuelta atrás; si un día leescribes "t.q.m." la sacarás de onda cañón.

 

2- Muchos de sus mensajes en Facebook y Twitter son parati:

Nos encanta escribir cosas entre líneas, si revisas susestatus constantemente te servirá como termómetro de la relación. Aprende aentender lo que hay más allá de la escrituray pon mucha atención al mensaje que te está enviando.

 

3- Aunque te diga que está bien, pregúntale cómo sigue:

Es importante que no olvides estar al pendiente de lo que lesucede y lo que le angustia. Si te contó un problema de su trabajo, escuela, ofamilia muéstrale todo tu apoyo. Si le demuestras que estás para ella y le preguntas constantemente cómo va todo, ganarás puntos extras.

 

4- Aunque te diga que no te necesita, vuélveteindispensable:

No dejes que te gane la pereza en cosas en las que ellarequiere tu ayuda. A las mujeres nos gusta que ustedes desempeñen su papelde caballero, por lo que si sabes ser útil y servicial te volverás aún másimportante. Que no te pese, todo lo que hagas hazlo con gusto y con el afán dedemostrar que estás ahí por amor, ella sabrá compensarlo en la cama. ¡Grrrr!

 

5- Jamás te confíes:

Las mujeres invertimos mucho tiempo haciéndonos chaquetasmentales: que si llamó, que si está interesado, que si te demostró cariño, quesi está raro, en fin. Nuestro cerebro gira en torno a la relación. El hombretiene ventaja porque sabe ser más light. El problema es que si bajas la guardiay te confías, ella lo notará inmediatamente; a diferencia del hombre, quepercibiría la situación semanas después. Si la tienes abandonada ella sabrácómo vengarse, somos malévolas –aunque usted no lo crea–.

37569Pero ¿cómo?
Pero ¿cómo? (Especial)

6- No pienses que "no tiene problema" con tus exs:

Odiamos a las ex novias aunque no lo digamos. No importa sison lindas, buena onda o ya están casadas; el hecho de que hayan existido lasconvierte en un enemigo. Jamás se te vaya a ocurrir hablarle de tu ex, ni mucho menoscompararla con una de ellas. Si hablas maravillas de ellas, ganarás una cara queno se le quitará en una semana.

 

7- Entiende su mal genio en "esos días":

Es un hecho, hay que aceptarlo. En nuestros días hormonales se nos botala canica. Hay momentos en los que es incontrolable el mal genio que tenemos,odiamos todo y hagan lo que hagan ustedes estarán mal. La clave está en saberse reír de la situación y no tomarla enserio. Si la haces reír se le pasará rápidamente, si peleas con ella en esosdías saldrás perdiendo. Consiéntela, te amará por hacerlo.

 

8- No olvides que crecimos viendo telenovelas:

Desgraciadamente nos enseñaron a idealizar el amortelenovelero, crecimos entre frases como: "mientras yo viva, nada te faltará","mi mundo eres tú", "hoy te quiero consentir", "eres mi reina" y cosas así. Nosgusta pensar que eso es lo que viviremos y que quien nos ameserá como Colunga para Marimar. No tienes que ser así todo el tiempo, sólo escuestión de que le cumplas su sueño de vez en cuando, regálale un día en el quesea tu reina, no tienes idea de cómo cuentan estos pequeños detalles.

 

9- Muchas respuestas significan lo contrario:

Ésta es básica. Todos se la saben. El problema es que no laaplican, tienen muy poca iniciativa propia. Si tu chica está en apuros y lepreguntas ¿quieres que vaya? y te contesta que no, es obvio que significa sí.Un "no te preocupes" grita entre letras "ayúdame, te necesito". No sólo lopienses, hazlo y no preguntes.

 

10- Valora su arreglo, olor y cuerpo:

Si tu chica es arreglada, siempre huele rico y se esfuerzapor verse bien para ti, hazle saber lo agradecido que estás por ello, a todosnos gusta que valoren nuestras cualidades. Mírala y dile lo hermosa que está, ocompénsala de la misma manera, cuida tu figura, perfúmate para ella y, aunque deslúmbrala con un buen look. No te confíes de tus trapitosde siempre, aunque parezca que no, nosotras también nos fijamos en esas cosas.