Comienza con el pie derecho

Consejos para que 2012 sea tu mejor año

Especial

Es normal que la cruda del día 31 te deje bajoneado y hasta un poco estresado; eso no quiere decir que tu año tomará el curso equivocado. Para que comiences con el pie derecho el 2012 te damos unos consejos para que los tomes en cuenta y le des un giro interesante al año que todos predicaban como el fin del mundo.

1- Oblígate a formalizar

Es horrible esa fama que tenemos los mexicanos de ser personas con poca palabra. No por algo nuestras palabras favoritas son “ahorita” y “luego”. Nos gusta quedar y no quedar y, para colmo nos cuesta trabajo decir “no”. Proponte este año hacer compromisos que sí vayas a cumplir, no quedes en algo si no es cien por ciento seguro. Retoma la formalidad.

2- Ten presente tu salud

Somos incapaces de ir a un médico; nos paramos por un hospital hasta que nos duele algo, así somos. Es momento de que tú rompas con esa mala tradición. Invierte dinero y tiempo a unos análisis de rutina. Recuerda (aunque suene a comercial del gobierno) que muchas enfermedades si se detectan a tiempo tienen solución.

3- Cambia el miedo por valor

Es típico que se nos vayan situaciones de las manos y, por conformismo o miedo, dejamos que las cosas sigan fluyendo sin darnos la oportunidad de ponerles un alto. Si estás cansado de tu pareja, trabajo o amistades, el cambio de año es el momento perfecto para tener valor y buscar una transformación. Proponte “nuevos horizontes”. Recuerda que sólo hay una vida, no la desperdicies con conformismos.

4- Quítate la flojera

Siempre le irá mejor en la vida a una persona activa que quien se queda sentado en sus laureles. Proponte cambiar el “sí” por el “no”, se más servicial, ayuda a quienes piden un favor. Cuando vayas a un centro comercial busca el lugar de estacionamiento más lejano, camina. Los fines de semana despiértate más temprano y busca planes culturales. Verás como en poco tiempo te sentirás orgulloso de ti mismo.

5- Deja de quejarte

Que desagradable es la gente que de todo se queja: que si odian el DF, que si su trabajo es horrible, que si no hay equidad de género, en fin, cualquier pretexto es bueno para armarla de jamón. Aunque suene a libro de superación personal: busca ser el que ve lo bonito de las cosas. Si tu estás bien, todo está bien. La vida gira en torno al lente con el que la veas. Habla de lo agradable de tu vida, que tu tema de conversación deje de ser lo malo.

6- Apuesta por cosas nuevas

No te quedes en tu huevo, hay un mundo allá fuera. Si cada fin de semana haces lo mismo –amigos de toda la vida, el antro de siempre y música popular– es momento de darle oportunidad a propuestas diferentes. Escucha otros géneros musicales, educa tu oído, conoce gente nueva y diferente a ti. Sus puntos de vista te darán otra perspectiva de la vida. Y por último, la ciudad es enorme, no sólo los tres lugares que frecuentas. Busca espacios a los que jamás creíste conocer.

7- Busca extras que te dejen más dinero

No te conformes sólo con lo que haces en tu trabajo, hay otras maneras de que generes dinero. Se el que vende algo. Pareciera que esos extras no dejan mucho, pero te equivocas, sin que te esfuerces tanto podrías generar un extrita para ahorrar y viajar. Que no te de pena. Los compañeros de la oficina siempre buscarán algo que los distraiga: sé su solución.

8- Pimpea tu cuerpo

No abandones tanto tiempo tu medio de transporte. El exceso de fiesta, desvelones, mala alimentación y cero ejercicio se pueden convertir en una bomba de tiempo. Intenta bajarle a la carne, come más vegetales. Si no quieres pagar un gimnasio ve al parque a dar la vuelta y enfiesta un fin sí y otro no. A la larga te lo agradecerás.