Cinco verdades de Uber para desmentir a sus socios inconformes

Las netas del servicio

iStock
Primero fue con los taxistas y ahora con los choferes y socios de la misma aplicación, pero desde que Uber comenzó a dar servicio en México –hace tres años– los dimes y diretes no cesan. 
 
Tras un paro de operaciones en la modalidad del servicio compartido, Uber Pool, actualmente los choferes piden menores comisiones, tarifas más altas y el endurecimiento de los requisitos para ser chofer en la plataforma, a lo que la empresa con sede en San Francisco, respondió buscando desmentir las quejas.
 
Estas son cinco cosas que Uber busca desmentir:

Comisiones de 40% 

En días pasados entre 80 y 100 de los cerca de 79,000 socios y choferes de la plataforma se manifestaron recientemente en contra de Uber; argumentaron que la plataforma subió las comisiones en los servicios, mientras que en diciembre de 2015, bajó las tarifas para los usuarios. 
A esto Uber respondió que sus comisiones subieron en noviembre de 2015, de 20% a 25% en Uber X —y que les avisaron con anticipación—mientras que en Uber Pool, el cobro se ha mantenido desde enero de 2016, cuando comenzó a operar el servicio. Si un chofer lleva a una persona en Uber Pool la comisión es de 10%, pero si lleva a tres personas, la comisión es de 30%.

Menos ingresos 

Mientras los socios y choferes argumentaron que ahora deben trabajar cerca de 10 horas o más para tener una ganancia conveniente, la empresa aseguró que las ganancias de los choferes se incrementaron 18.6% en los últimos seis meses, en comparación con los primeros seis meses del 2015.

Exámenes laxos

Julio de Alba, representante de los choferes y socios de Uber en la Ciudad de México argumentó que desde hace tres meses, cuando comenzó la contingencia ambiental, se aligeraron los requisitos para el examen de certificación que te permite ser parte de la plataforma. Alba dice que ya no se realizan exámenes toxicológicos, psicológicos y al ahora hacerse las pruebas por internet, el rigor es menor. 
A esto, Luis de Uriarte, director de Comunicación de Uber México, asegura que estos exámenes continúan haciéndose bajo el mismo rigor y aunque ya hay posibilidad de hacerlos en línea, quiénes lo presentan están controlados a través de una cámara del otro lado de la computadora, para asegurar que el examen se lleve a cabo conforme a las reglas. 
De Uriarte dijo también que ahora los exámenes toxicológicos se hacen de modo aleatorio.

Cese de Uber Pool

Una de las principales peticiones de los socios y choferes es el retiro definitivo del servicio de compartido Uber Pool, pues afirman que el cobro de los servicios es muy bajo en comparación con lo que invierten en gasolina, mantenimiento del auto y otros factores. 
En un comunicado, Uber, expuso que del total de los servicios generados en Uber Pool, 80% fueron aceptados, “cifra que se ha mantenido igual a lo largo del año”, citó el comunicado. 

Autos de menor calidad 

Choferes y algunos usuarios en redes sociales comentan que en los últimos meses se han bajado los estándares de calidad de los autos que prestan servicio en la plataforma a lo que Uber contestó que se han mantenido los mismos requisitos pactados en la regulación de movilidad firmada en julio de 2015. 
Uber asegura que para entrar al servicio los autos deben tener un valor factura mínimo de 200,000 pesos, tener seguro y estar en óptimas condiciones.