La manía por los remakes

Esta temporada de cine nos espera más remakes, reboots y reinterpretaciones

imdb.com

Star Trek, Transformers, las Tortugas Ninja… vivimos la época del remake.

Existen unos que son más afortunados, como el reboot de la cintas de los años 70 de El planeta de los simios, que más bien es una reinterpretación de la historia original, con elementos más contemporáneos.

Es una tendencia que no se le ve que vaya a desaparecer pronto: la cuarta película de los robots de Michael Bay ya ha generado 800 millones de dólares en el mundo desde su estreno y de las 5 películas más taquilleras en Estados Unidos, 3 son secuelas y remakes.

Por supuesto no todos son malos: la película de David Cronenberg La mosca es superior a su versión original con Vincent Price. La Cosa de John Carpenter es más impactante que su versión original.

Algunos sí han sido sacrilegios, como las constantes adaptaciones del cine coreano, como la última aberración de Spike Lee al clásico de Park Chan-Wook Oldboy, o el remake de la extraordinaria película de fantasmas A Tale of Two Sisters, llamada en español La maldición de las hermanas.

Ejemplos de remakes innecesarios hay muchos, exploremos algunos:

Furia de Titanes

Este remake del clásico del cine fantástico de los 80 lo hizo apostando por efectos visuales computarizados, pero nunca podrán superar al encanto del gran artista de los efectos visuales Ray Harryhausen, quien usaba la técnica laboriosa del stop motion para lograr dar vida a todos los seres mitológicos que aparecían en ella.

http://www.youtube.com/watch?v=kNlAlIJhrGQ

Psicosis

¿Quién se atrevería a hacer una reinterpretación de una obra maestra? La versión de Gus Van Sant del clásico de Alfred Hitchcock es una copia cuadro por cuadro de la historia de Norman Bates y de los homicidios que cometía disfrazado de su madre. El problema es que Vince Vaughn no es Anthony Perkins y pues Van Sant, no es Hitchcock.

The Wicker Man

El clásico del cine de terror de los años 70 protagonizado por Christopher Lee, sobre un culto pagano que hace sacrificios a los dioses de la fertilidad, es convertido en este remake en una película de humor involuntario gracias a la sobreactuación de Nicholas Cage en el papel principal. En vez de ser aterradora como su predecesora, ésta es una película cómica:

Godzilla (1998)

Aunque a mucha gente no le pareció bueno el remake que hizo Gareth Edwards este año al monstruo japonés, esta versión de Roland Emmerich sí tiene las peores secuencias de diálogos y de humor involuntario por parte de Matthew Broderick y un mal actuado Jean Reno. Y no se diga de la lagartija gigante hecha en computadora.

El planeta de los simios

Con esta película ya se empezaba a notar la decadencia creativa de Tim Burton. Afortunadamente, en esta versión no tenemos a Johnny Depp haciendo algún tipo de chiste, pero ni el extraordinario maquillaje de Rick Baker o la música de Danny Elfman pudo salvar a esta película. Un final absurdo y forzado y un Mark Wahlberg desencantado es el planeta de los simios que Burton re imaginó.