Drácula a través del tiempo

El príncipe Vlad Tepes representado en el cine

Getty Images

Irlanda es la cuna de grandes escritores como Oscar Wilde, James Joyce, Jonathan Swift y Bram Stoker.

A finales de octubre en Dublín, se celebra el festival de Bram Stoker, escritor nacido en esa ciudad y creador de unos de los mitos de los tiempos modernos: Drácula. Este festival presenta diversas actividades culturales, conferencias, proyecciones de películas, charlas sobre el personaje que encarnaba los miedos de finales de siglo XIX.

Stoker tuvo la influencia de su compatriota Joseph Sheridan Le Fanu, quien escribió la novela Carmilla, precursora de Drácula por varios años y que a su vez tuvo la influencia de la vida del personaje histórico Erzebeth Bathory, nativa de Transilvania y que se decía que se bañaba en la sangre de doncellas para conservar su belleza.

Esta semana se estrena una nueva película sobre este personaje: Drácula: la historia jamás contada, dirigida por el dublinés Gary Shore, cinta que habla sobre la historia del príncipe Vlad Tepes, a quien se le debe la inspiración para la historia del vampiro de Transilvania.

Este personaje literario se ha interpretado en el cine muchísimas veces, unas muy malas y otras excelentes. Veamos algunas de ellas:

Nosferatu (Nosferatu, eine Symphonie des Grauens, 1922)

El director F.W. Murnau nos muestra al vampiro más feo de la historia. El actor alemán Max Schreck interpreta de manera lúgubre al temible conde Orlok. Película muda del expresionismo alemán, en la que se muestra por primera vez en la historia, el mito de que la luz destruye a los vampiros. En esencia, es la misma historia que la de Stoker, pero con nombres y locaciones distintas. Lo tenebroso de la misma, son los elementos del cine expresionista, como el alto contraste y la fotografía sombría a cargo de Fritz Arno Wagner. Schreck, de más de 1.90 de altura, hizo uno de los vampiros más terroríficos de la historia, vigente a pesar de tantos años.

Drácula (1931)

Después de Murnau, la película de Todd Browning popularizó al personaje literario en el cine y catapultó a la fama al actor húngaro Bela Lugosi. Lugosi quedó traumado de por vida por la interpretación del mismo y nunca pudo superarlo, incluso a la hora de su muerte, fue enterrado con la misma capa que usó en el set de la película. Hay un tributo a él en la cinta Ed Wood de Tim Burton, quien es personificado de manera excelente por Martin Landau, quien ganó el Óscar por su interpretación como mejor actor secundario.

http://www.youtube.com/watch?v=UehobGtSnOk

El Vampiro (1957)

La imagen del vampiro seductor, antes de ser interpretada por Christopher Lee, fue personificada por el actor español Germán Robles. La película nos cuenta la historia de Marta, una joven que regresa al pueblo de su niñez para el funeral de su tía. Al llegar empieza a escuchar rumores de historias de que el pueblo está infestado de vampiros y empieza a sospechar de un extraño vecino. El director Fernando Méndez adapta el texto de Stoker y lo ubica en México, y se adelanta a su contraparte inglesa.

Blacula (1972)

El príncipe africano Mamuwalde llega a Transilvania para establecer relaciones diplomáticas con el conde Drácula. El príncipe le pide que apoye una ley para la abolición de la esclavitud, pero Drácula es un ser conservador y reaccionario y no ve como un mal a la esclavitud. Su esposa y él son capturados. Él es convertido en vampiro, sufriendo una maldición realizada por Drácula que lo obliga a vivir eternamente y de alimentarse de sangre. Una película más del género blaxpoitation, de la cual después se realizaría un secuela con la actriz Pam Grier.

Alucarda, la hija de las tinieblas (1977)

La película alucinante del director Juan López Moctezuma está basada libremente en la historia de Joseph Sheridan Le Fanu. En el año de 1800, la joven huérfana Justine (como el personaje del Marqués de Sade) llega a un convento en donde conoce a Alucarda (anagrama de Drácula, para los abusados). Ella ha estado ahí toda su vida, y se hacen mejores amigas. Al deambular por el bosque, conocen a un gitano, quien les advierte sobre un cementerio cercano, en donde se dice que el diablo deambula. Poco después, un poder maléfico sale de una de las tumbas y Alucarda es susceptible al mismo, la transforma por completo. Posesión satánica, adoración al diablo y vampirismo en esta joya del cine de culto.

http://www.www.youtube.com/watch?v=DKorf9ysgWs

Jesucristo cazador de vampiros (Jesus Christ Vampire Hunter, 2001)

Jesucristo se une en equipo con el Santo (sí, el de México) para combatir a Drácula y a su séquito de vampiras lesbianas. Además de todo, esta película es un musical. El director canadiense Lee Demarbre creció viendo películas de El Santo en su natal Quebec en funciones nocturnas por televisión y las inspiraron para la creación de esta alucinante película.

¿Qué otros dráculas recomiendas o detestas?

También checa:

Muñecos diabólicos en el cine
Cine francés hiperviolento
Cine independiente de terror