1 – Matt Damon

Lo mejor de la década

Matt Damon

Lo vimos repartir guamazos en:
La trilogía de Jason Bourne (“Identidad desconocida”, “La supremacía Bourne”, y “Bourne: El ultimátum”).

Su momento más explosivo:
Uno solo… es muy difícil elegir, pero tenemos que ir por la madre de todas las peleas cuerpo a cuerpo, donde cualquier objeto puede ser un arma. Jason Bourne puede tomar una pluma, un zapato o sus manos. Pero para él, no hay nada como una revista enrollada, para dar una golpiza. Momento mítico del cine de acción.

Por qué está en nuestro top:
Es el macho alfa de esta década. Y es soprendente que el ñoñito de Matt Damon pasara de ser un güero sin chiste (que vivía a la sombra de su novio amigo Ben Affleck) a ser un militar-espía-máquina de matar, que nos deleitó con su inteligencia, sus golpes de trueno y su manejo de armas. Durante los 2000s TODOS quisimos ser Jason Bourne, claro, pero sin amnesia.