Cortesías

Garçon!

¿De qué se trata?
Lista de espera en el restaurante en donde vas a celebrar los 80 años de tu tía Lichita. De pronto, un amable mesero te ofrece algo para la espera. Bien.
Te llevan a tu mesa y no sólo hay un vaso con agua, sino que también hay pan con una mantequilla increíble y caldito de camarón.

¿Por qué se agradece?
Porque sí llevan acabo el famoso “para nosotros el cliente es lo más imporante”. ¡Pues que nos procuren!

Posibles escenarios fallidos
La botanita que te dan sabe a rayos. Ni modo, hicieron la lucha.
Te la cobran. Pero tu no pediste que te dieran nada.
La única cortesía que recibes es un dulcecito después de pagar una cuenta de varios miles de pesos. Bastardos…