El tiempo pasa volando cuando te pones a ver videos en YouTube, Instagram o Tik Tok. Sobre todo si se trata de pasteles hiperrealistas. Ajá: objetos cotidianos convertidos en pastel.

Las redes sociales (en especial Twitter) se inundaron con videos de cuchillos que cortan zapatos, rollos de papel, jabón en barra y hasta cabezas humanas. No son en realidad lo que parecen: ¡son pasteles! Y hay algo fascinante, satisfactorio y hasta adictivo en ver cómo se rebana un objeto común para revelar sus entrañas coloridas hechas de harina, mermelada y chocolate.

Los pasteles hiperrealistas se convirtieron en tendencia viral en estos días; no solo porque son espectaculares y complejos, sino porque tienen un efecto “sorpresa” que, de alguna manera, termina siendo muy gratificante. Bueno, también tiene que ver que ya nos aburrimos encerradxs en casa.

El tren de este trend pasteloso comenzó con este tuit:

Desde pollos hasta Donald Trump

El video, publicado el 8 de julio, muestra el trabajo de una pastelera turca llamada Tuba Geçkil(@redrosecake_tubageckil). Ella lleva muchos años haciendo pasteles hiperrealistas de todo tipo, por encargo, por gusto y hasta para concursar en competencias internacionales de pastelería. Hace desde una simple manzana hasta pollo crudo, pizzas, carnes a la parrilla, retratos de personas y reinterpretaciones de obras de arte famosas. Este es uno de sus videos más vistos en su cuenta de Instagram:

De hecho, Tuba Geçkil, ya tuvo momentos de fama previos a esta nueva ola viral en Twitter. En 2016 compitió en un concurso de pastelería alemana con dos esculturas increíblemente detalladas: de Donald Trump y de Angela Merkel; aunque también ha convertido en pastel a John Lennon, Bob Marley, Michael Schumacher yArnold Schwarzenegger, entre otros según reportó The Sun.

Esto no es una cebolla, es un pastel

El video de Tasty que regresó a la fama tuba lleva más de 30 millones de vistas y cientos de respuestas, entre ellas ¡más videos de más objetos-pastel siendo cortados a la mitad! Porque claro que hay más creadores de estas esculturas comestibles. Algunos incluso han compartido tutoriales para hacerlos. Como estos:

La espiral de la viralidad

En Internet todo es susceptible a convertirse en meme y los pasteles hiperrealistas no fueron excepción. Pronto aparecieron las burlas y los chistes en la infinita espiral del contenido viral. Como el meme en el que dos astronautas descubren que la Tierra está hecha de pastel, o este sujeto que “descubre” que él mismo está hecho de pastel:

¿Por qué es tan satisfactorio ver pasteles hiperrealistas?

La hiperrealidad es siempre atractiva porque nos asombra; también nos atrapa tanto detalle en el pastel que termina siendo una obra de arte. Pero también hay cierto placer en ver cómo se rebana, con facilidad y soltura, un objeto que no podría cortarse así, como un vaso o una mochila de piel.

Te recomendamos

Ahí tenemos al programa japonés “Es dulce o no es dulce” en el que los concursantes mordían objetos comunes –mesas, zapatos, puertas– para averiguar si se trataba de esculturas de dulce o chocolates o no. Fue viral en 2016 y sigue atrapando a todo curioso que se topa con videos como este:

Hay muchas maneras de hacer pasteles hiperrealistas, según ha dicho Tuba Geçkil en sus redes sociales, puede utilizar moldes, bizcochos congelados, fondant, chocolate moldeable, gelatina, colorantes, grasas vegetales y varios tipos de mezclas de agua con azúcar. Al final los pasteles se comen. ¿Son sabrosos? ¡Quién sabe! Pero sin duda son impactantes. (Por cierto, acá hay pasteles a domicilio, por si ya se te antojaron.)

Te recomendamos