Cannivore: el club que organiza cenas cannábicas

El ingrediente principal de la cena: marihuana.

CANNIVORE CLUB CANNÁBICO
Foto: Shutterstock

Un par de décadas, 39 iniciativas fallidas de ley, cinco amparos y miles de personas detenidas es lo que nos ha costado llegar a este momento: el Senado propondrá una reforma para —¡por fin!— legalizar la marihuana (ya aceptada como medicina, alimento y producto recreativo). Esta transformación política y social nos ha llevado al crecimiento de proyectos interesantes alrededor de la cultura cannábica, como Cannivore Club Cannábico, que organiza cenas-maridaje en las que el ingrediente principal es la marihuana.

Cannivore Club Cannábico: cenas con marihuana y edibles

Después de casi un siglo de prohibición, el Senado debe presentar una iniciativa de ley este año, siguiendo la propuesta de la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para que México se una a la industria cannábica mundial, donde ya son líderes Estados Unidos, Holanda, Canadá y Uruguay. Ahora que hablamos de legalización, de oportunidades de negocio, de innovación y de derechos de consumo, destacan proyectos como Cannivore, que ofrece una alternativa de consumo del cáñamo, a través de la cocina.

Si quieres saber más sobre la legalización de la marihuana en México, lee nuestro reportaje especial de marzo

Cannivore Club Cannábico nació por la necesidad de una alternativa al consumo de la marihuana para contrarrestar síntomas de algunas enfermedades. Ana, la fundadora (hemos cambiado su identidad por protección), nos contó que todo empezó porque ella está casada con una persona que está en el espectro de autismo y padece asma. “Era complicado tranquilizarla —cuenta—, le daban ataques de ansiedad y cuando salía de casa la única alternativa era fumar, algo complicado por el asma que le tenía los pulmones hechos trizas. Entonces decidí cocinar”.

CANNIVORE CLUB CANNÁBICO
Foto: Shutterstock

También puedes leer: Gomitas, té y limonada dónde podremos comprar los alimentos con cannabis legalizados

Productos y cenas temáticas

Ana, a través de su club, ofrece brownies, galletas, muffins, pasteles, chocolates, caramelos… tienen un catálogo de productos —hay incluso una sección saludable con edibles aptos para personas celiacas, con alergias o con restricciones alimentarias (veganas o vegetarianas).

Además, en colaboración con proyectos como High Food Society (colectivo de chefs entusiastas de la comida cannábica) ha empezado a organizar cenas temáticas con ciertas dosis de THC en cada platillo. Próximamente tendrá una cena inspirada en la novela The Great Gatsby, de Scott Fitzgerald.

Tacos de jícama con mango y camarón; vegetales rostizados con jocoque (maridados con infusión de toronja con agua tónica); tiradito de atún con maracuyá y cítricos; ravioles de vegetales y queso ricotta (maridados con mocktail mojito de menta y licor de Xila con toronja); pesca del día con puré de frijol rojo y coliflor rostizada (maridado con mocktail de granada con jengibre y sandía); y pastel de trufa con helado y algodón de azúcar (acompañado de un café con licor)… Suena bien el menú de Cannivore Club Cannábico, ¿no?

Por su seguridad y la de sus seguidores (no hay una fecha concreta para que la legalización de la marihuana se convierta en realidad), el club es privado y solo pueden acceder a su Instagram quienes tengan amigos en común, a través de una solicitud.

CANNIVORE CLUB CANNÁBICO
Foto: Shutterstock

La comida cannábica en México

La gastronomía o comida cannábica no es solo para ponerse. De hecho, cocineros y cocineras, como Ana de Cannivore Club Cannábico, la utilizan como un potenciador de sabores, pues piensan que produce efectos similares a los del glutamato monsódico: salivación, percepción de mayor intensidad en los sabores y aumento del apetito. De acuerdo con información de BBC News, el investigador Giovanni Marsicano, de la Universidad de Burdeos (Francia), demostró “que el principal activo de la marihuana, el THC o tetrahidrocarbocannabirol, interviene en los receptores del lóbulo olfatorio en el cerebro, incrementando significativamente la habilidad de oler alimentos y, por lo tanto, aumentando el apetito”.

Si bien la ley mexicana no ha evitado el surgimiento de este tipo de colectivos, sí ha frenado un mercado que en otros países es boyante y que incluye una variedad de productos y servicios, desde artículos de belleza elaborados con derivados de la marihuana, bebidas con cannabidol que prometen mejorar tu salud y darte energía, hasta coctelería, postres y platillos con el activo de la planta.

Quizá en un año estemos hablando con más apertura de proyectos como Cannivore Club Cannábico. Por ahora, se reservan el derecho de admisión en sus cenas temáticas.