Biko

Marc Fauche /Archivo Chilango

Ahora que el Biko fue colocado en el lugar 31 de la lista de  los mejores restaurantes del mundo. Un resumen de nuestra crítica del mes pasado. 

Menú 6.83
Atmósfera 4.33
Puesta en mesa 7
Decoración / Diseño 6.33
Temperatura de alimentos 6.83
Presentación 14.5
Sabores 21
Calidad en materias primas 14.66
Atención 14

Chef Mikel Alonso y Bruno Oteiza / Sous chef Gerard Belliver

El mérito mayor de los platillos de Biko no es su despliegue de imaginación -que la tienen- ni su belleza plástica -que la tienen también, como en ese ajoblanco de coliflor y nabo que parece un Chillida guardado en una copa-. No: su mayor mérito es la claridad, la increíble nitidez. Cuando pruebas, por ejemplo, su ensalada de codorniz con foie, es como si probaras por separado pero en concierto sus veintitantos elementos -especias, gelatinas, hierbas-. Es como la primera vez que te pones lentes y miras un árbol: es un árbol pero es también una suma de miles de hojas, de ramas, de frutas individuales. Así. La carta de Biko está dividida en «Evolución» y «El placer de la abundancia»; si es la primera vez que vas, no puedes dejar de pedir el menú degustación evolutivo; si es la segunda, el alucinante chuletón, que sí es puro placer y pura abundancia.

Platillos probados: ensalada de codorniz y transparencias; pescado carbonatado; sopita de cebolla; cordero moruno; chuletón con patatas y pisto; crujiente de oveja y su lana; bombones de zapote con agua de mandarina, café y alegrías.

  • Alimentos: menú degustación, $815
  • Vino: maridaje para menú degustación, $1,605 (incluye alimentos).
  • Agua/coctel: ron Zacapa Centenario 23 años, $235 (copa).

Masaryk 407, Polanco, 5282 2064, lun-sáb 13:30-23:30 hrs, biko.com.mx

 

Biko