¿Qué miran los políticos?

No sólo Quadri se descuadra

Si pensabas que el candidato a la presidencia con imagen de hipster, ese que maneja una combi, es el único político al que le han ganado las ganas de mirar, aquí te presentamos a otros que han hecho lo mismo.

Obama

45860¡Qué lindo es tu cucu!
¡Qué lindo es tu cucu! (Especial)

Durante la reunión del G 8, el presidente Barack Obama descubrió y comprobó una de las cosas por las que las mujeres brasileñas son famosas, cuando a su lado pasó la asistente de Lula, él no pudo aguantarse las ganas de echarle una miradita a la bella asistente del mandatario brasileño. Sea o no una cosa del lugar desde donde se tomó la foto, la sonrisa de Sarkozy complementa el mensaje.

Silvio y Sarkozy

45859Y estos dos, ¿qué tanto miran?
Y estos dos, ¿qué tanto miran? (Especial)

¡Hey!, ¿ya viste Silvio? Eso es lo que al parecer (aunque no lo sabemos) le estaba diciendo el ya ex Presidente francés Sarkozy al tambien ya ex Primer Ministro italiano Silvio Berlusconi, al menos se hubieran visto menos patanes si hubieran ayudado a la pobre chica a levantar los papeles, en lugar de ambos quedarse de pie observándole fijamente el trasero.

Silvio

El que siempre se metía en líos de faldas era el ex primer ministro  de Italia y dueño del equipo A.C Milan, don Silvio Berlusconi, tanto que por eso mismo perdió su poder político en el país de la bota. Está bien que le guste mirar, pero también que lo haga con un poco más de discreción, y aún más si tiene el descaro de estar mirando el trasero de la Primer Ministro de Dinamarca.

Carstens

45852El pecado italiano que cualquier ciudadano del mundo quiere cometer.
El pecado italiano que cualquier ciudadano del mundo quiere cometer. (Especial)

Tan inocente, tan seriecito, tan “tierno” y tan modosito que se veía el ex Secretario de Hacienda, Agustín Carstens; pero quedó totalmente desconocido cuando en una visita que el ex Presidente de Francia, Nicolas Sarkozy (cuando todavía era amigo de México y del Presidente Felipe Calderón), acompañado de su esposa Carla Bruni, hizo una visita a nuestro país. El entonces Secretario de Hacienda no aguantó las ganas de echarle una miradita a la señora Bruni, igualita a la que le seguramente le echa a la comida que le sirven en los carísimos restaurantes que seguramente debe de visitar.

Quadri

45854Mamá, soy Quadri, y no haré travesuras
Mamá, soy Quadri, y no haré travesuras (Especial)

Ahora resulta que el señor Quadri casi, casi le echa la culpa a Julia Orayen de que ella hizo todo para que él la mirara, estudiara, escaneara y demás aras. Primero que porque nunca había estado cerca de una Playmate (pero si no son más que modelos y en todos lados las hay), luego que el IFE, luego que los nervios, luego que el debate, luego que a Chuchita la bolsearon… ¡Total! Que confiese que le vio el derrier a la señorita Julia porque le dieron ganas de verlo, y ya.  No pasa nada, lo único que si le podemos aconsejar a Gabriel Quadri de la Torre es que no se le ocurra hacer lo mismo con la jefa del partido político que lo está postulando (PANAL).