Sus peores actuaciones… y las que faltan

Especial

Esta semana se estrena ¿Cómo diablos le hace?, ¡otra película de Sarah Jessica Parker! Aquella misma actriz que en Sex and the city se la pasó (pues sí) teniendo sexo en Nueva York, ciudad que parecía promover –casi aspiracionalmente– como un destino turístico en cada capítulo.

Cuando terminó la serie (2004) nadie imaginaba que lo peor estaba por venir: un sinfín de comedias románticas que derraman miel y que, sin duda alguna, demuestran que la actuación nunca ha sido lo suyo (a pesar de sus cuatro Globos de Oro).

Todas sus películas parecen ser la misma cosa: una exitosa empresaria de Manhattan que viste al último grito de la moda y cuya vida sentimental amenaza su ‘seguridad’ y su éxito. Pero –¡oh, sorpresa!– al final, milagrosamente, todos sus problemas desaparecen.

Aquí las películas de Sarah Jessica que todos hemos sufrido.