7 películas para ver cuando te mandan al diablo

Así superarás la partida de mandarina que te dieron

iStockYoung woman watching sad movie alone with popcorn.

Sí, se murió el amor. Al final resultó difícil vivirlo a diario y tu pareja y tú decidieron terminar. Duele, arde y estás inmerso en una tristeza que parece no tener fin.

Tus cuates te llaman para animarte, pero nomás no logras esbozar una sonrisita. ¿Te ha pasado?

Si te encuentras en ese cruel momento o si conoces a alguien que está pasando por esta oscura situación, rólale este artículo para que se distraiga un poco con películas que, si no le ayudan a superar el duelo, harán que se le olvide por un rato.

¿Listos? Aquí van:

1. Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos

Si existiera una forma de reprogramar tu cerebro para sanar un corazón roto, sería ésta: olvidarte del que te lo partió. (O ya de perdida encontrar una tumba falsa para enterrar toditos los recuerdos de tu maldito amor). Joel y Clementine nos enseñan cómo es la vida sin recuerdos. “Bendito sea el que olvida, porque a él le pertenece el paraíso”.

2. El Diario de Bridget Jones

Sola, otra vez, no sé vivir. ¿Quién mejor que Bridget para darnos lecciones sobre cómo superar duelos? Su vida sentimental es una constante crisis. Ella sabe muy bien lo que es el engaño, el sentirse humillada y desolada. Sus métodos para superar una ruptura son dignos de ser imitados.

3. Thelma y Louise

No hay de otra: tienes que brincar esta etapa. Quizá no suceda ahora, pero tendrás que, eventualmente, tragarte las lágrimas y seguir adelante. Para lograrlo, no hay mejor manera que poner distancia. Irte de viaje es una excelente forma de sanar tu corazón sangrante, ponerle unas curitas y seguir adelante. ¿Qué tal que te entra la locura e imitas a Thelma y a Louise?

4. El lado bueno de las cosas

Ok, se acabó, pero… ¿acaso eso es motivo para tirarte al drama? Dicen que la mejor manera de enfrentar los problemas es hacerlo con actitud positiva. Algo así como dice el dicho: “cambia la forma de ver las cosas y las cosas que ves cambiarán”. Pat cometió un error, pero está dispuesta resarcirlo. Las cosas no serán precisamente como las había planeado, pero por lo menos sabe que todo habrá valido la pena.

5. Amigas para siempre

No importa cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que viste a tus amigas/os. Ellas te conocen muy bien, saben cuáles son tus puntos débiles y qué pueden hacer para que sonrías. Recuerdos de borracheras, de anécdotas vergonzosas y de ligues olvidados serán el combo que te hará olvidar por un momento que te rompieron el corazón. Porque, a todas éstas, para eso son los amigos, ¿qué no?

6. A él no le gustas tanto

La verdad no peca, pero incomoda. La neta es que no le gustabas tanto. Quizá estaba contigo por no sentirse solo, porque no había nada más en circulación o simplemente porque en algún momento te tuvo ganas, pero ya se le quitaron. Los romances parecen ser complicados, pero en realidad son muy simples: si él no llama, si él no te desea, si él no se compromete, a lo mejor a él no le gustas tanto.

7. Love, eat, pray

¿Qué es lo único que te queda después de haber tronado con el amor de tu vida? Sólo te tienes a ti mismo. Recuperarte es la única manera en la que podrás salir de este agujero negro y ello implica hacer cosas por ti, como: amar, comer y rezar. Haz lo que tengas que hacer para superar este momento, pero no te quedes varado en ese abismo de depresión.

¿Qué otras películas recomiendan para ver después de tronar como ejote?