Una turba enardecida exige que rehagan la octava temporada de Game of Thrones

Muchos fans no está nada contentos con lo que ven

Rehagan octava temporada de game of thrones
Foto: HBO

Estamos a pocos días de conocer cómo terminará la historia de Westeros y si algo podemos concluir de las últimas semanas es que la trama ha resultado decepcionante. Tan es así que ahora miles de fanáticos están exigiendo a los productores de la serie que rehagan la octava temporada de Game of Thrones.

De acuerdo con el sitio Digital Spy, tras la emisión del episodio más reciente de la serie, “The bells”, un fanático llamado Dylan D., enojado por cómo se han desarrollado los hechos en la serie decidió hacer oír su voz de la forma más millennial posible: con una petición en change.org 

“David Benioff y D.B. Weiss lamentablemente han demostrado ser guionistas incompetentes cuando no tienen material de base (la saga de libros) en el cual apoyarse”, apunta Dylan y remata: “esta serie merece un final que tenga sentido ¡Háganlo posible, HBO!”.

Y es que la gente está bastante molesta por el final y el desarrollo que se ha dado a los personajes de la serie, ya que, aunque varios sucesos que están ocurriendo ahora se veían venir desde temporadas pasadas, la premura por hacer que ocurran no ha dejado del todo convencidos a los fans.

La petición recibió apoyo masivo de parte de otros (aproximadamente unos 53 mil) fanáticos que se sienten más decepcionados que hincha del Cruz Azul, quienes también exigen que rehagan la octava temporada de Game of Thrones.

No obstante, “The bells” mostró sucesos clave (SPOILERS ADELANTE) como la muerte de varios personajes principales, la derrota de Cersei Lannister y, por fin, la transformación de Daenerys Targaryen en la “mad queen”. Esto le ganó el convertirse en el más visto de la serie con un total de 12.5 millones de espectadores.

Definitivamente esta última temporada de Game of Thrones ha sido bastante controversial, aunque no sabemos si por las razones adecuadas. Pero bueno, lo más probable es que, como advertencia de mamá enojada, a Game of Thrones la vamos a extrañar cuando ya no esté.