Si no las encontraste frías, en solo 15 minutos tus chelas en lata pueden estar listas para beber con estos trucazos.

1.- La forma más fácil de enfriar una lata de cerveza es meterla al congelador, pero el truco está en envolverla en un trapo empapado con agua. Vuelve por ella en 15 minutos y verás.

Foto: Cortesía Dos Equis

2. Otra técnica consiste en poner las latas de cerveza en el lavaplatos o una bandeja llena de agua con hielo. Agrega bastante sal para que el hielo se derrita más rápido. Un cuartito de hora ¡y listo!

3. ¿Tienes una servilleta? Úsala para envolver tu lata y métela al congelador. La transmisión de temperatura de sólido a sólido es más rápida que entre sólido y líquido o gas, ¡magia!

Y hablando de latas, tal vez has escuchado que la chela de botella sabe diferente, ¡pero no es así en el caso de la nueva lata Dos Equis de 355 ml, que sabe igual de rica de la del latón de 473 ml!

La única diferencia es que las latas son más fáciles de transportar y enfriar. Dos Equis ahora viene en lata y latón para que la disfrutes como quieras.

Encuéntrala en supermercados y tiendas de autoservicio.

Evita el exceso.

CONTENIDO PATROCINADO POR DOS EQUIS