Prueba estos tragos enlatados, orientales o frutales: ideales para disfrutar antes de darles paso a la sidra y los brindis espumosos.

Kaito Del Valle

Kaito
Carlos Castillo

La barra-restaurante-cantina japonesa dirigida por Claudia Cabrera incursiona en el negocio con estos tragos enlatados, orientales o frutales embotellados de siete onzas: bitter soul, con vermut Punt e Mes, fernet y Carpano Botanic Bitter; hinokitini, con vodka Ketel One infusionado con shiso, Carpano Dry y bíter Cypress, y Kaito negroni, con shōchū de arroz, sake y Carpano clásico con shiitake. El banana n’ice, de ginebra con sake y Giffard Banana, es de cuatro onzas. Para servir con hielo en una copa coupette.

Te recomendamos

Yellowbird

Yellowbird
Foto: Leonardo Pérez

Bajo la curaduría de Ricardo Sandoval, este social drinking club lanza sus primeros tragos enlatados, orientales o frutales embotellados. Son tres mezclas con tequila blanco como base: diablo, con Grand Marnier, Ancho Reyes rojo, cordial de limón y bíter de cedrón; mayoritarita, con triple seco, óleo de lulo, carambolo, miel de agave y una pizca de sal, y technopolitan, con cordial de arándanos, bíter de naranja y triple seco. Duran una semana en el refri. El menú cambia cada cuatro meses.

Handshake

Handshake
cortesía

Para no extrañarlos, este speakeasy ofrece siete Estos tragos enlatados, orientales o frutales. Cada lata contiene 220 mililitros, lo equivalente a dos tragos. El plan es que los puedas encontrar pronto en las tiendas de autoservicio, pero por ahora los puedes pedir directo a su Instagram o degustar en su nueva ubicación en un famoso hotel de la ciudad. Hay clásicos, como el carajillo con mezcal y jarabe de vainilla, y una margarita con licor de naranja y miel de agave. Agita y sirve con hielo.