Escritores famosos y sus tragos favoritos

Hemingway, Wilde, García Márquez, Cortázar...

iStock Getty Images

“Toma más cerveza. Hay tiempo. Y si no hay. Está bien, igual.” Al menos eso aconsejaba Bukowski en su poema How to be a Good Writer. 

Y es que el mejor maridaje para una hoja en blanco es una copa (o más) de whisky, por lo menos así lo pensaban la mayoría de los integrantes de la llamada “generación perdida”. Hemingway entre ellos, con su atribuida frase “Escribe ebrio, edita sobrio“.

Probablemente Macondo haya surgido después de varios Añejo Highball (trago favorito de García Márquez). Rayuela haya sido consecuencia de Cortázar y sus cubas. Y CarrieEl resplandor y el Payaso Eso, producto de alguna cruda infernal de Stephen King.

(También lee: Top 5: Antros y bares gay en el DF)

Personalmente creo que el alcohol tiene el poder de sacar lo mejor y/o lo peor de ti, por lo mismo, hay que tenerle respeto. Saber cómo y cuánto. Una copita inspira, una botella destruye. Calidad sobre cantidad siempre. Si vas a tomar, hazlo con clase (la vida es muy corta para tomar vino barato) y si vas a escribir, hazlo con estilo. Aquí te dejamos los maridajes favoritos de algunos grandes.

Charles Bukowski  

Su mejor libro: La senda del perdedor, Los placeres del condenado.

Su veneno: Boilermaker. (Un shot de whisky y una cerveza de chaser).

Brindis: “Tengo la impresión de que beber es una forma del suicidio en la que se te permite regresar a la vida y comenzar de nuevo al día siguiente. Es como matarte a ti mismo y después renacer. Creo que he vivido diez o quince mil vidas ahora”.

Oscar Wilde 

Su Mejor libro: El retrato de Dorian Grey.

Su veneno: Absenta y Champagne.

Brindis: “El trabajo es la maldición de la clase bebedora”.

Stephen King 

Su mejor libro: La danza de la muerte, El Resplandor.

Su veneno: Cerveza.

Brindis: “-¿Usted toma? -Por supuesto, acabo de decir que soy escritor”.

(También lee: El regreso de los tragos clásicos)

Truman Capote 

Su mejor libro: Diamantes para el desayuno.

Su veneno: Destornillador. (Vodka y jugo de naranja)

Brindis: “Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio”.

Scott Fitzgerald 

Su mejor libro: El Gran Gatsby.

Su veneno: Gin Rickey. (Ginebra, agua mineral, limón)

Brindis: “Primero tomas un trago, luego el trago toma otro trago, luego el trago te toma a ti”.  

Ernest Hemingway 

Su mejor libro: Adiós a las armas.

Su Veneno: Mojito/ Papa doble. (Ron Blanco, licor de maraschino, jugo de toronja, azúcar, limón).

Brindis: “Siempre haz sobrio lo que dijiste que harías borracho. Eso te enseñará a mantener la boca cerrada” / “Bebo para hacer interesantes a las demás personas”.

(También lee: 5 razones para invitar a tu ‘date’ a chelear)

Mario Vargas Llosa 

Su mejor libro: La fiesta del chivo.

Su Veneno: Chilcano. (Pisco, Ginger Ale, angostura, limón)

Brindis: “Sólo un idiota puede ser totalmente feliz”.

Gabriel García Márquez 

Su mejor libro: Cien años de soledad.

Su Veneno: Añejo Highball. (Ron Añejo, curacao, ginger beer, angostura, limón).

Brindis: “Viajar es vestirse de loco es decir ‘no me importa’, es querer regresar. Regresar valorando lo poco, saboreando una copa, es desear empezar”.

Julio Cortázar 

Su mejor libro: Rayuela.

Su Veneno: Cuba Libre.

Brindis: “Mi diagnóstico es sencillo, sé que no tengo remedio…”.

Juan Rulfo 

Su mejor libro: Pedro Páramo.

Su Veneno: Margarita. (Igual que Jack Kerouac)

Brindis: “Sin embargo, la vida no es muy seria en sus cosas”. 

También lee:

México: No. 1 en curar crudas

El Tenampa estrena la ‘Terraza Cocula’

8 beneficios de tomar cerveza