Conoce al mixólogo de Jules Basement

Marco Terán y sus clásicos reinterpretados

Jules es el primer speakeasy de la Ciudad de México y juega bajo sus propias reglas. Su aura clandestina y discreta lo hacen una gran opción para explorar otro tipo de noche chilanga.

Esta noche Marco deja su puesto habitual detrás de la barra, para acomodarse en un banco donde habitualmente se sientan sus clientes, ha sido una noche pesada y aprovecha para liberarse de la corbata.

Su outfit es muy al estilo Capone, tonos oscuros con el toque italiano que nos hace pensar en alguna película o serie de Scorsese. Comenzamos hablando de Jules como la antítesis de las cantinas mexicanas y de cómo su concepto era el indicado para que un mixólogo como él pudiera seguir creciendo.

Marco reconoce que la propuesta de Jules “es única en su tipo, al menos en nuestro país. Es un bar íntimo y exclusivo, que huye de los aspavientos antreros. Es el lugar para experimentar con ingredientes novedosos y reinterpretar los clásicos”

Mientras nos acerca unos tragos, Marco nos comparte que “trabajar en un sótano al interior de otro negocio hace que el ambiente cambie, que la gente se sienta parte de una atmosfera muy especial. La estética de la barra es de un diseño espectacular, las mesas con esculturas craneales y demás elementos le dan mucha personalidad al espacio. Es un honor se parte de este gran equipo de trabajo”.

¿Hace cuanto empezaste a mezclar?

Llevo casi 12 años en esto empecé en al Hard Rock Café, que por cierto ya cerraron. Me di cuenta que lo mío era mezclar porque me apasiona descubrir sabores que son resultados combinaciones. Trabajar con destilados, licores, frutas, hierbas, me hace sentir bien cuando obtengo resultados inesperados; algunas veces salen bien y otras no tanto, pero, esos errores te motivan a seguir con la experimentación y en el camino aparecen esas joyitas que se vuelven el emblema de un lugar.

¿Qué hay de los torneos y concursos de coctelería? Por ahí cuentan que los has ganado todos, platícanos un poco sobre esto.

Para mi es un reto trabajar en nuevas creaciones, es un poco como en esos programas de TV donde le enseñan al chef un ingrediente secreto y tiene que hacer maravillas con él. Ganar los primeros lugares de mi especialidad es difícil, hay muy buenos contrincantes, pero uno que me dio mucho gusto ganar fue el Concurso Panamericano de coctelería, Copa Pichín de la I.B.A. (International Bartender Association). Los premios en general son viajes donde tiene la oportunidad de aprender más y regresar con ideas frescas.

59382Marco 2
Marco 2 (L.F.P)

¿Cuál es la tendencia actual en tragos, que está pasando en la barras de nuestra ciudad?

Lo que está digamos “In” en la coctelería es el regreso a los cocteles retro, pero con un twist, con un pequeño cambio. Trabajar en versiones que no modifiquen el espíritu original de mezcla pero que le den una nueva dimensión. Recientemente hice un daiquirí con una infusión de especias, creo que esa es mi versión particular de un clásico que estaba desapareciendo de las cartas.

¿Qué es lo más importante a la hora de crear un coctel?

Trabajar siempre con ingredientes de alta calidad y probar el coctel antes de servirlo, eso hace la diferencia. El profesionalismo y la creatividad son básicos, pero no hay que olvidarse de la pasión por mezclar.

¿Qué trago no debió inventarse jamás?

La perla negra. No hay que mezclar alcoholes con bebidas energéticas, además no tiene buen sabor.

¿Tienes algún fetiche coctelero?

Un Boston Shaker, solo me acomodo con esa coctelera.

¿Algún famoso que se ha puesto “happy” en tu barra?

Pues en mi época de Hard Rock Café,  Sylvester Stallone salió a conocer la Ciudad de México de muy buen humor, después de tomarse varios Huracanes (ron, amaretto, jugo de piña, naranja, mango y granadina). Este era un coctel de casi medio litro que fue muy popular en aquella época.

¿Qué botella no puede faltar en tu casa?

Bourbon, el whisky americano es rico solo o mezclado. Funciona para toda ocasión y me gusta mucho.

Tres cocteles imperdibles en Jules
59352Falda Escocesa
Falda Escocesa (L.F.P)

Falda escocesa:  Lleva Gin escoces, Drambuie, pepino, jugo de limón, jarabe de rosas y agua tónica. Es un coctel fresco e impecable. Confirma que un clásico Gin&Tonic puede transformarse con sólo potenciar sabores, aromas y texturas. Imperdible durante la primera visita Jules.

Oscar Wilde: Este trago lleva una de las combinaciones más equilibradas que se hayan logrado con una base de whisky. Lleva néctar de manzana natural, puré de maracuyá y Jameson. Se sirve en un vaso old fashioned, va decorado con trozos de manzana y es todo un descubrimiento.

Elegante del caribe: Este es un trago para tipos duros y chicas con resistencia. Sus ingredientes son: Ron Zacapa 15, Brandy Byas Scar, Whisky Chivas Regal, jarabe de vainilla, bitters de chocolate, bitters de naranja y bitters de angostura. Es un coctel poderoso, algo así como un festival de sabor en tu boca. Armonía inusual y deliciosa entre puro destilado pegador.