Al entrar por la A del gran letrero de “BAR” te toparás a un cadenero que verá cómo (y más importante) con quién vienes. Una vez que logras cruzar el umbral del San Pedro de la entrada, te toparás con un ambiente cerradón. La música, 80’s 90’s y más ofrece poco para el que busca escuchar una propuesta novedosa. Sin embargo, si lo tuyo es el trago, el traje y las relaciones públicas, te sentirás como en casa.

La leyenda de Insurgentes es visitada por todas las estrellas del Canal de las Estrellas (sic), futbolistas y alguno que otro empresario en horas extra. Dicen que tienes que ir con alguien importante para entrar, así que si te quieres rifar a ver qué onda con el lugar, llega temprano y con buena actitud. Ojo, no es nada barato.

Club privado. Para hacer una resrvación llama después de las 21:30hrs