¡Feliz y ebria Navidad! 10 juegos para emborracharse 🤪

Un shot siempre, siempre, siempre le quitará lo aburrido a la cena.

juegos para empedar
Foto: Shutterstock

Los amantes de los juegos de mesa saben que solo una cosa le puede ganar al Turista, Uno, Pictionary, Jenga y derivados: los que involucran alcohol (aunque cualquiera de los anteriores se pueden pimpear con unos shots). Pero pongámonos creativos y hagámoslo temático, mejor. Te presentamos 10 juegos para empedar y pasarla bien en Navidad.

Ya hay muchos juegos con cerveza, alcohol, tequila o el veneno de su preferencia. Acá seleccionamos de todo un poco, por si la fiesta se les quedó en casa: desde los básicos que seguuuro todos hemos jugado, hasta los más intensos (para los que ya no le tienen miedo a nada).

También checa: Piña colada, mamey, avellana: quítate el frío con estos ponches exóticos 🍍🍈

Juegos para empedar: algo tranqui

Como para empezar a romper el hielo entre los sobrinos, las tías, los primos y hasta los abuelos que hace meses que no se ven.

“All I Want for Christmas Is You”

Cuando sea tu turno, canta: “Todo lo que quiero para Navidad es que _____ (inserta el nombre de alguien) nos diga un secreto vergonzoso”. O puede ser: “Todo lo que quiero para Navidad es que _____ (inserta el nombre de alguien) baile como Pedrito Sola y lo suba a Facebook”. Lo que quieras, el chiste es que sea un reto. La persona retada debe de decidir si le entra al reto o mejor se echa un shot. Tip: es más divertido si cantas como Mariah Carey.

Yo nunca nunca

La persona en turno dice: “Yo nunca nunca…” y la completa con alguna acción específica, como “he llegado borracho a la cena navideña” o “regalé algo usado en Navidad”. Todos deben de responder de esta manera: los que sí lo han hecho, beben un shot. Los que no, no toman nada. Es una forma divertida de contarse secretitos.

¡Ya llegó Santa!

Este es súper sencillo, pero ruidoso, sirve para que todos entren en ambiente. El jugador en turno debe de cerrar los ojos y otro jugador (quien sea) debe gritar: “¡Ya llegó Santa!”. El jugador con los ojos cerrados debe de adivinar quién gritó. Si adivina, el gritón toma un shot. Si no, es él quien debe echarse el trago.

Juegos para empedar a los que aguantan mucho

Este es para los que se pueden echar la botella de vino entera como si fuera agüita de jamaica y parece que ni han empezado a beber. A ver si uno de estos juegos para empedar los entona.

21

A primera vista este es muy fácil: el grupo se pone en círculo y tiene que contar hasta el 21, cualquiera inicia y la numeración se mueve en sentido de las agujas del reloj. El chiste está en que al comienzo se inventa una regla (por ejemplo: al llegar al 6 se aplaude). Si alguien no respeta la regla del inicio, toma. Si logran llegar hasta el 21, todos toman y comienza la numeración con una regla nueva. El punto es que la dificultad se incremente con reglas como “al llegar al 12 se invierte el orden”, “decir el segundo apellido del anterior”, “contar con números romanos”. Después de un rato todos van a estar muuuuy felices.

Regalos humanos

Compra un montón de moñitos navideños y colócales pegamento a todos. Repártelos entre todos los invitados. El chiste es pegar moñitos en las espaldas de los otros pero sin que se den cuenta (si se dan cuenta, el que lo intentó pegar debe de pegarse ese moñito a sí mismo). Así durante una hora. Cuando termine la hora, cada quien cuenta los moños que tiene pegados y se toma un shot por cada uno.

¡Feliz Navidad!

Primero: todos deben saberse esta canción de Jose Feliciano —pero a ver, ¿en serio no te la sabes?—. El jugador en turno debe de sentarse en una silla y todos los demás le cantarán, uno por uno, “Feliz Navidad, próspero año y felicidad” de la manera más graciosa posible. Se vale bailar, gritar, hacer voces chistosas, cambiar la letra, lo que sea. El jugador sentado debe aguantar la risa durante 2 minutos (o el tiempo que quieras). Si lo logra, todos menos él beben un shot. Si se echa a reír o sonríe, él bebe dos shots.

La Navidad está en el aire

El juez escribe un montón de canciones famosonas en papelitos y los pone en un bowl. Revuelve. Cada jugador toma un papelito. El juez pone tres minutos al reloj para que los jugadores cambien la letra de la canción por una navideña. Por ejemplo: “Love is in the air” por “Christmas is in the air”. Se vale buscar las letras en Google, claro. El juez decide al ganador y todos los perdedores toman un shot.

Paranoia

Este es uno de esos juegos para empedar que puedes aplicar en Navidad, Año Nuevo o básicamente en cualquier fiesta. Se juega en círculo y quien empieza debe preguntarle al de su derecha algo sobre cualquiera de los participantes en secreto (por ejemplo: ¿con quién saldría/salió?/¿quién es el más guapo/a?). La persona a la que le hicieron la pregunta contesta en voz alta. Si alguien quiere saber cuál fue la pregunta, debe tomar un shot para que se la revelen, por lo que básicamente cada que escuchas tu nombre tomas. 

Juegos para empedar a los sobrevivientes

Si de plano ya pasaron por varios juegos e incontables shots pero todavía hay jugadores de pie, intenta uno de estos para ya mandarlos todos al país de los sueños etílicos.

Azul

Cuando hay que tomar por tomar, este aplica. Solo se debe poner la canción Azul de Christian Castro. Cada vez que diga azul, el o los participantes toman un trago de su bebida. ¿Hay algo más peligroso que esto? También aplica con Roxanne de The Police, Jamming de Bob Marley y My Shot de Hammilton. Advertencia: Jamás lo intenten con otras como Shaky de Daddy Yankee o Picky de Joey Montana.

Tomanji

Para los clavados con este tipo de juegos para empedar hay una aplicación que hace todo más fácil. Se llama Tomanji y tiene mini retos (adivinanzas, castigos, regalos, preguntas y más) que tienen como propósito que los shots no dejen de ocurrir. ¡Feliz Navidad!

También checa: Los 20 bares imprescindibles en la Ciudad de México