Favorita de muchos: La Sixties 60’s

Foto: Shutterstock

Caí en cuenta de que hace mucho no probaba —o quizá nunca lo hice— la hamburguesa de Sixties 60’s; así que me lancé en martes a la hora de la comida en un centro comercial concurrido.

Esta cadena lleva más de 15 años tratando de hacer delicias para el público hamburguesero del país, siguiendo su lema de “hacer la hamburguesa como debe de ser”. Con su imagen que remite a la burger norteamericana de los 50-60, uno piensa que no debe de ser difícil “hacerla bien”.

Me hizo ojitos la que lleva queso Philadelphia en vez de queso gouda pero me aguanté las ganas y sin pensarlo mucho pedí “The Original”. Según la foto —porque en ningún lado vi que se especificaran ingredientes ni medidas—, lleva queso, lechuga, jitomate, cebolla, pepinillos y dos tipos de carne. Se puede pedir sencilla pero ¡vénganos tu reino!, la pedí normal —o sea, doble.

Tardó en llegar —quizá por la hora o por la marabunta godín que llegó conmigo— pero en cuanto la tuve enfrente supe perfectamente cómo iba a saber. Me preparé poniéndole una buena dosis de cátsup y pepinillos extra.

La primera mordida fue difícil porque tuve que hacer malabares para que no se resbalara todo y se deshiciera casi por completo. Empleé la técnica del Monstruo Comegalletas: morder y morder sin tregua, comiendo tan rápido como si no hubiera tiempo. Así logré que la burger no se desbaratara, pero también provoqué que no quisiera terminar de comerla.

Usted sabe, querido lector, que son pocas las veces en las que no me he querido terminar la hamburguesa. Esta fue una. Todo estaba mal: carne congelada ultra industrializada y sin absolutamente ningún rastro de sabor. El pan, aunque de buena pinta, también se sentía inerte y sin alma: chicloso, demasiado esponjoso. Ni con toda la cátsup y pepinillos que añadí logré que supiera relativamente atractiva. Nada. Cero. Está arriba en la escala de las incomibles, donde el trono es de la BTK (aunque esta se pelea por el título de “la peor”). Le doy 1 de calificación.

Debí de hacerles caso cuando me muchos me recomendaron que comiera en otro lado cuando publiqué en Instagram que iría a Sixties 60’s.

También puedes leer otras columnas de Marcello Lara “Burgerman”

Novedad en la Roma: IT Burger 

Una nueva nueva en la Roma: Burger Bar

Esta es LA burger de señor

Dolor cotidiano

 Un misterio popular

La madre de las burgers en la Condesa

Umami Burger

El Estado de México se defiende

Las opiniones expresadas por nuestros nuestros columnistas reflejan el punto de vista del autor, que no necesariamente coincide con la línea editorial ni la postura de Chilango.

Marcello Lara
Chihuahuense de nacimiento, Marcello Lara radica, desde el siglo pasado, en Coyoacán (Ciudad de México). Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana, campus DF, tiene hasta la fecha, 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, músico: guitarrista de Moderatto. Existe también Marcelo Lara, ejecutivo disquero en su propia compañía, DeGira . Y también Marcello Lara, experto en hamburguesas: Burgerman.