Avenged Sevenfold azota al Palacio de los Deportes

Fueron recibidos con gran euforia por los chilangos

Getty Images

El inmueble  del Palacio de los Deportes recibió los “castigos” sonoros de Avenged Sevenfold con un público eufórico como testigo. El retraso de la presentación de la banda norteamericana este martes fue compensado con altas dosis  de energía y velocidad por parte de los músicos.

El concierto de la agrupación originaria de Huntington Beach, California, tuvo lo que toda exhibición de metal y rock debe ofrecer: detonaciones, luces y fuego. Al filo de las 21:30 horas, Back in Black, rola de AC/DC, sonó en las bocinas del recinto para anunciar la apertura de la presentación.

Los fans, la mayoría de ellos adolescentes y veinteañeros, se extasiaron con temas como Hail to the King, Doing Time, Buried Alive, Nightmare (de las más coreadas), Burn It Down o This Means War.

La agrupación aprovechó además para grabar parte de lo que será un DVD en vivo, noticia que fue ovacionada por los asistentes. Avenged Sevenfold tomó su nombre de un diálogo entre Dios y Caín citado en el Génesis: “Cualquiera que mate a Caín será castigado siete veces”.

Uno de los momentos climáticos fue el solo del guitarrista Synyster Gates, quien mostró sus grandes habilidades para ejecutar con velocidad el instrumento. Y los fans lo celebraron. El menú musical del quinteto va del speed metal al hard rock, aunque también le entra a las baladas.

Avenged Sevenfold fue creado en 1999 por el baterista y vocalista Jimmy “The Rev” Sullivan, quien falleció en su casa en 2009. El músico fue recordado por la agrupación durante el concierto en el Palacio de los Deportes.