Los Picudos

Redacción

Tacos al carbón en la Del Valle. El local es poco llamativo pero una vez que entras a Los Picudos, tu estómago pedirá a gritos empezar a comer, estimulado por los deliciosos aromas de las cocciones al carbón.

Lo primero que verás es el asador. En Los Picudos, los tacos son la especialidad del lugar, y de verdad valen la pena. Y es que manejan sólo ingredientes frescos y naturales, incluso las salsas se hacen todos los días, nunca la guardan de un día para otro.

Los tacos básicos son los de bistec, costilla y chuleta, a los que se les puede agregar queso, pero también hay de arrachera (no es de la marinada sino natural), pechuga de pollo, alambres, la carne de tu preferencia con tocino… y todo tiene ese sabor único que le da el carbón.

El queso en Los Picudos es otro ingrediente de primera calidad y hace irresistible la quesadilla especial, que preparan en pan árabe. Pídete también unas cebollitas.

Las salsas son el complemento de todo buen taco y aquí se esmeran en el rubro, por lo que ofrecen la verde en crudo, la mexicana, la roja de chile seco cocida, la de cebolla rebanada con habanero, y la salsa especial, que es una combinación de todas las anteriores asada a la plancha, ésta es sin duda la favorita de todos los comensales.

Para beber, además de refrescos hay cerveza y un café de olla tan bueno que muchos clientes van tan sólo para llevarse un vasito de café a su casa. Para que te vayas con un dulce sabor en la boca, tienen un único postre, que es flan napolitano.

Los Picudos es un lugar sencillo pero prometedor, perfecto para aquellos que sólo van a la barra por algo rápido, y desde donde pueden ver cómo cocinan los alimentos, o para los que prefieren sentarse y hacer un poco de sobremesa tienen un salón con 10 mesas en la parte de arriba, atendido por meseros.

Esta taquería de dos pisos está en un estrecho edificio con la forma de un cartón de leche que parece haber estado toda la vida en la misma esquina de la Del Valle. El lugar abrió en 1981, y los hijos de los primeros clientes ahora traen a sus propios hijos, tentados por el sabor de su taco de bistec al carbón y de su tremenda salsa especial, célebre entre los vecinos de la zona.

Debes saber que no tienen sucursales, y la de Moras es la única y auténtica taquería Los Picudos.