Los lugares amplios para comer tacos al pastor abundan, nos gustan y están llenos de tradición. Pero hay uno que se gana el trompo de oro al mejor lugar y ese se llama La Susy. No es casual que algo tan bueno, lleve nombre de mujer.

Lo primero que verás al llegar, serán tres soberbios trompos de pastor y tres taqueros echándole ganas a cada una de las órdenes, porque, por si no lo sabías, los mejores tacos al pastor de la ciudad los venden aquí. Es que no podía ser de otra manera, tras 46 años de servicios, esta gente ya le tiene la mano agarrada al platillo.

El lugar es lo suficientemente amplio como para que puedas ir a divertirte con tus amigos y pasar un rato agradable: chelas, tacos y antojitos son una combinación ganadora.

Sabemos que la especialidad de la casa son los tacos al pastor sin embargo la carta no se limita sólo a eso. Los tacos de cabeza están aliñados con salsa morita y está bien rica.

Puedes pedir una gringa con carne al pastor con chuleta, tocino y queso en tortilla de harina. Una especialidad de la casa que es favorita de los comensales es el Sarape, es tan grande que pueden comer 4 personas y todavía queda para llevarte a la casa: bistec, chuleta, jamón, tocino, cebolla, jitomate, pimiento morrón, chorizo y queso, servidos con tortilla de harina y maíz. Una sabrosura de principio a fin.

Si lo tuyo no es irte con rodeos ni platos que no sean exclusivamente carne, en La Susy complacen tus caprichos carnívoros con sus cortes de carne, bueno, su corte de carne porque sirven una costilla de muerte súbita. Si tienes hambre de león (o sea, nada de antojitos de gato) pide una costilla especial: dos costillas, queso fundido, una cebolla asada acompañada de unos suculentos frijoles de olla.

Otras especialidades que puedes encontrar aquí son las tortas de pastor, bistec o suadero con aguacate, queso y jamón. De postre, pide un flan napolitano un punto final dulce para una gran comilona.