Son de lo más tradicional que existe y, en cuestión de comida, difícilmente te decepcionarán. Aquí va una breve selección para este fin de semana.

SAN ÁNGEL

La Guadalupana: Conserva sus aires de cantina, pero tiene la ventaja de tener ambienta familiar, sobre todo si la visitas en su sucursal de Coyoacán.

CENTRO

Bar Alfonso: Está viviendo su segundo aire después de una remodelación. El servicio es bastante más formal que en otras cantinas y tienen un particular cuidado por la calidad de la cocina: El jugo de carne y los cocteles de camarón también hacen honor a la tradición de “levanta muertos”.

La Ópera: Ahora es más un restaurante familiar; pero conserva todas las historias de su pasado cantinero y el estilo de cocina mexicana casera. Son de esos lugares, que sólo por curiosidad, hay que pasar a conocer.

CONDESA

Covadonga: Se le reconoce por las noches de jueves al full y como centro de reunión. La comida es buena, en particular la sopa de tortilla y la chistorra.

Centenario: Si el plan es menos familiar y más entre amigos; el “Chente” es un típico lugar para el precopeo, ahora sí lo que quieres es comer catafixia los cacahuates por unas tapas.

POLANCO

La Tradición: Se hace llamar “la primera cantina europea” porque cada semana tiene un menú con especialidades de distintos países (todos platillos sencillos y de sazón casero). En la carta, hay de chistorra a la sidra hasta tortas; pero los principales siguen siendo la arrachera, los filetes y las tapas.