Los hijos de la oscuridad

Vampiros: De Nosferatu a Crepúsculo

El año pasado se cumplieron 100 años de la muerte del escritor irlandés Bram Stoker, famoso por haber sido el divulgador principal de un personaje oscuro que se alimenta de sangre humana: el vampiro. Inspirado en leyendas de los Cárpatos y, principalmente, por la vida del príncipe de Valaquia, Vlad Tepes. Famoso por su crueldad, Tepes gustaba de empalar a sus víctimas, como símbolo de su victoria y para infundir miedo en sus enemigos. Han pasado más de 100 años desde la novela Drácula, de Stoker, y ahora los vampiros son brillantes, no les afecta la oscuridad, son galanes y no temen a las cruces. Exploremos algunos tipos de vampiros:

El vampiro horripilante

Nosferatu, la película que inició todo en 1922, fue dirigida por F.W. Murnau y protagonizada por Max Schreck, un actor tan feo que casi no necesitó maquillaje para su actuación. En Nosferatu, el vampiro está inspirado en la novela de Stoker (incluso hubo problemas de derechos de autor en la época). Ésta fue la primera película en donde el monstruo muere por el efecto de la luz del día.

El vampiro seductor

En México también hemos visto películas de vampiros y una de las más innovadoras fue El Vampiro, de Fernando Méndez, protagonizada por Germán Robles. El conde Karol de Lavud (Robles) es el primer vampiro seductor, adelántadose por varios años a los vampiros en technicolor de la productora inglesa Hammer. Basada en la historia de Stoker, pero adaptada a contexto nacional, la de Méndez es una de las películas mexicanas de terror mejor realizadas, con un presupuesto muy bajo, pero con excelentes actuaciones.

Telenovelas con vampiros

Los vampiros han evolucionado de acuerdo con las modas, el contexto social y la situación política del momento. Como vimos, estos personajes han pasado de ser monstruos horribles que hipnotizan a metrosexuales y clones de Paris Hilton.

La “saga” Crepúsculo (Twilight) nos muestra a los “vampiros” como modelos de Calvin Klein, a los que no les afecta la oscuridad (es más denso todavía, los vampiros de Crepúsculo “brillan”); además no atacan a humanos (no todos, los más feos sí) y les encanta el melodrama. Ah, y ganan premios… Razzies, el Oscar a las malas películas. Este año fue galardonada con siete.

¿Sacerdotes vampiro?

¿Puede existir un sacerdote y ser vampiro al mismo tiempo? Sería una contradicción, ¿no? Thirst, película coreana de Park Chan-wook (el mismo director de la película con Nicole Kidman, Stoker) presenta una historia en la que un sacerdote es contagiado con un extraño virus en una misión en África, el cual hace que sienta ansia por sangre humana, lo que le provoca un dilema moral. Thirst nos muestra una versión muy distinta a la del vampiro original, agregando el elemento religiosos, pero con tintes mórbidos.

Vampiros danzantes

http://www.youtube.com/watch?v=9VaAMl3BxUA
India es el país que más películas produce al año, superando a la industria hollywoodense y europea de cine. Y por supuesto que Bollywood no podría quedarse atrás con la moda Twilight. Bloody Veer es la respuesta a la onda Vampire Diaries, pero con bailes, drama, danzas y coreografías exhuberantes.

¿Niños vampiro?

http://www.youtube.com/watch?v=deZXWTq0mx4

Desde Suecia (sí, la misma de ABBA y Roxette) nos llega la película Let the right one in, basada en la novela del mismo nombre del escritor sueco John Ajvide Lindqvst. (En una entrevista el autor respondió porq ué ese tipo de historias en su país: “pobre Suecia, solo tenemos a ABBA y menos de 40 grados centígrados gran parte del año). Déjame entrar es la historia de una niña (¿o niño?) vampiro, y su relación con otro niño, víctima del bullying escolar. Ambigüa, morbosa y bella esta cinta tiene una moraleja: si vas a hacer bullying no te metas con niños con amigos vampiro.