Gerard Butler: El patriota escocés

De malencarado al tipo más amistoso del planeta

Gerard Butler está en el segundo piso del hotel St. Regis en la Ciudad de México, atendiendo periodistas con la misma habilidad y rapidez con la que Leónidas despachaba persas en la película 300.

Faltan unos días para el estreno de Olimpo Bajo Fuego –su más reciente filme, en el que además de actuar, produce e interpreta a un agente del servicio secreto caído en desgracia por perder a un miembro de la familia presidencial, su personaje tiene una oportunidad de redimirse al rescatar al presidente de unos terroristas norcoreanos que han tomado la Casa Blanca.

Butler es alto y serio, hasta podría decirse que malencarado, pinta que le ha servido para encarnar papeles de acción y de tipo rudo. Pero en cuanto comienza a hablar, sonríe todo el tiempo y se transforma en el individuo más amistoso del planeta, aquél que ha representado en una buena tanda de películas de comedia romántica.

Aquí le toca interpretar al agente del servicio secreto Mike Benning, pero, ¿qué hace un escocés haciéndola de patriota americano? Nos respondió, después de pensarlo un poco: “Soy verdaderamente escocés, muy apasionado al respecto, pero también es muy fácil transferir esa idea o noción. Siento que algunas veces tomas tu propio patriotismo. Por ejemplo, tú eres mexicano y muy patriótico, pero sin importar si eres mexicano o estadounidense sigue siendo un sentimiento, se trata de envolverse en el personaje”.

http://www.youtube.com/watch?v=joGTeFP1Fgg

Y aunque parezca extraño también tiene una pizca de patriota americano. Gerard Butler actualmente vive en los Estados Unidos, país que le ha brindado muchas oportunidades, según cuenta. “Soy patriota hacia los Estados Unidos… Entiendo lo que significa la bandera, las instituciones y la figura presidencial”.

Además de esta coincidencia, Mike Benning –su personaje en Olimpo bajo fuego– se parece a él porque ambos disfrutan el contacto rudo: “Soy muy físico, ¿sabes? Las secuencias de pelea me gustan porque siento el ‘instinto asesino’ en mí. Siendo escocés ciertamente disfruto la pelea y la idea del contacto brutal”. Incluso, hasta se parecen en el sentido de humor sombrío, negro, un tanto cruel, pero encantador.

A decir de Gerard Butler, Mike Benning, aparte del sentido del humor, amigo del presidente y patriota, tiene otra motivación para arriesgar el pellejo en contra de un pequeño ejército de terroristas y defender al hombre más importante de su país: “Es para lo que ha sido entrenado toda su vida”, dice Butler. “Y cuando entrenas –continúa– te lavan el cerebro al respecto y cada día te enseñan y aprendes la filosofía y todo lo que necesitas para proteger a tu país y su presidente”.

Otro aspecto importante de la película –medio fortuito y medio a propósito– es que la amenaza es una célula terrorista proveniente de Corea del Norte, la nueva amenaza global debido a las tensas relaciones entre dicho país, su homólogo del sur y los Estados Unidos. 

57306Gerard Butler
Gerard Butler (Getty Images)

“Siempre es relevante tomar el tiempo y cultura que nos tocó vivir. Obviamente la situación con Corea parecía, incluso cuando hicimos la película, muy tensa. Y finaliza: “Es una completa coincidencia, espero…”.