Enamorados de la música de ‘Reign’

Lo que escuchamos en el piloto nos dejó sonriendo de las orejas

Una serie con un gran soundtrack

“Reign” nos tiene plácidamente sorprendidos. Cuando escuchamos que iban a lanzar una serie a la “Gossip Girl” sobre la adolescencia de Mary reina de Escocia, no dábamos un peso por el programa; pero luego de ver el episodio piloto, estamos dispuestos a abrir nuestra cartera un poquito más.

No vamos a entrar en detalles. La serie está más que entretenida (tiene misterio, tiene romance, tiene sangre, ¡tiene a Nostradamus!), está bien actuada, es propositiva en su dirección y estética, pero ante todo, está perfectamente musicalizada.

Agradézcanselo a la tendencia hipster, pero cada canción que aparece en el capítulo te deja con ganas de correr a iTunes y hacerla tuya. Y no sólo eso, pero además, los sencillos son utilizados a la perfección con el mood y ritmo de cada escena. Como dos piezas de rompecabezas que no se han visto en mucho tiempo.

¿Entonces qué fue lo que escuchamos?

Mayoritariamente, The Lumineers (el folk va con todo).“Scotland” se escucha cuando Mary llega al Castillo de Francia. Una secuencia repleta de movimiento. Todos los habitantes del castillo salen a recibir a su nueva reina, mientras a lo lejos su carroza se detiene y ella baja para encontrarse con el príncipe Francis, prometido suyo desde los seis años de edad.

“Charlie Boy”, también de los Lumineers, establece el sentimiento de “sí quiero, pero no quiero” que Francis tiene clavado en la cabeza cuando ella le pregunta si se casaría con ella a pesar de que no fuera Reina de Escocia. Él no está seguro de que la alianza sea lo mejor para el futuro de su país.

“Back to You” de Twin Forks patrocina el momento “levanto los brazos y me pongo a rodar” cuando Mary y sus damas de compañía se ponen a bailar sin zapatos (una escena muy Mary Antoinette, por cierto); mientras “Follow” de Crystal Fighters lleva a la Reina y a sus amigas a una calentura que requiere de un baño de agua helada luego de espiar a los nuevos reyes consumando su matrimonio.

Las damas de compañía, Greer, Aylee, Kenna y Lola (todas con nombres de corista de Gwen Stefani) se roban otro momento musical. Un collage de vestidos, pelo y zapatos acompañado por “Girl You’re Alright” de Paul Otten.

Y finalmente Sebastian, el hermano bastardo del príncipe Francis de Francia (sí, así) es el que completa el triángulo amoroso y promete muchos momentos “¿es él más que yo?” a los que novelistas como Stephenie Meyer nos tienen acostumbrados. Y claro que su escena seductora tiene música propia. “The Loved Ones” de Sanders Bohlkenos evidencia que a Mary se le está tambaleando el tapete por el hombre equivocado, cuando Sebastian encuentra a su perro perdido y se lo regresa en las escaleras del castilo.

No sabemos la trama, pero si cada capítulo nuestros oídos van a ser consentidos con una selección musical digna de película de Sofía Coppola, prometemos seguir sintonizando “Reign”. Y ya si el cuento histórico te da la peor flojera, no pierdes nada bajando el soundtrack. Nosotros lo recomendamos ampliamente.

http://www.youtube.com/watch?v=FRpcOUiJJdc