En 2015 se hizo más cine mexicano, pero se vio menos

Se produjeron 140 películas

Pese a que tanto el cine como el audiovisual tienen una dinámica vertiginosa, dados los cambios tecnológicos, de producción y de consumo, el anuario estadístico del Instituto Mexicano de Cinematografía revela que en 2015 se produjeron 140 películas, cifra récord a nivel nacional, pero decrecieron los espectadores.

Así lo señaló hoy el político y académico José Woldenberg Karakowsky, quien detalló, “el año pasado se produjo el número más elevado de películas en nuestro país en su historia: 140, pero su participación en el mercado tanto en espectadores como en ingresos bajo por segundo año consecutivo”.

[También lee: Gloria Trevi, Temerarios, Magneto y otras películas noventeras de bandas mexicanas]

Durante la 31 edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), Woldenberg hizo un resumen del volumen que edita el IMCINE, puntualizando en que por primera vez mide, gracias a la colaboración con el Inegi, la contribución de la industria cinematográfica de la economía nacional.

“Se nos informa que la cultura representa el 2.8 por ciento del PIB nacional y que esta industria más los medios audiovisuales incorporan el 15 por ciento del PIB de la cultura, es decir, el 2.8 por ciento”, expuso.

Compartió que en 2015 la industria género dos mil 630 puestos de trabajo y pagó 274 millones de pesos de inversión, y aunque apenas representa el 0.03 por ciento del PIB Nacional, lo que vale rescatar es que el cine es un fenómeno cultural.

Tras mencionar que las producciones realizadas se rodaron en 22 entidades del país, la mayoría en la Ciudad de México, subrayó que el 25 por ciento fueron dirigidas por mujeres, el porcentaje más alto en la historia. “Es decir de las 140, 34 fueran hechas por mujeres, mientras que en 2008, por ejemplo, solo fueron cinco”, anotó.

[También lee: Mitos de México en el cine]

Indicó que el 35 por ciento de las producciones fueron documentales y el 70 por ciento recibieron dinero público, “por lo que resulta indispensable que las instituciones metan el hombro para apuntalar el cine”, dijo.

En materia de coproducción, sostuvo que en 2015 se efectuaron 44 películas, sumando esfuerzos económicos 10 con España, ocho con Estados Unidos y seis con Polonia, entre otros países.

Mencionó que el costo promedio por película bajo a un millón de pesos y es que mientras que en 2014 fue de 22.5 millones, el año pasado alcanzaban solo los 21 millones.

Woldenberg expuso, además, que se realizaron 53 óperas primas, 54 segundas o terceras películas y 37 de directores con una carrera de cuatro o más películas.

Aunque la vitalidad y fuerza del cine de nuestro país es fuerte, sigue teniendo problemas para su exhibición y distribución, y es que un total de 286 millones de personas fueron a las salas de cine, 46 más que en 2014 (la cifra más alta desde 1993), no obstante, solo fueron 17.5 millones a ver cine mexicano, es decir, el 6.1 por ciento del total.

[También lee: 5 cines que ya no son cines]

“Estamos frente a un mercado más que desigual, mientras que las películas con más éxito taquillero, todas estadunidenses, concentraron el 40 por ciento de la asistencia, hubo 43 películas mexicanas que no fueron vistas ni por 10 mil espectadores“, explicó.

Luego hizo un paréntesis para enfatizar que le llama la atención que las 10 películas más taquilleras fueron infantiles o para adolescentes, y que de los 80 estrenos mexicanos, solo cuatro alcanzaron un millón de espectadores. La líder fue “Un gallo con muchos huevos”, que alcanzó 4.1 millones de espectadores. Se trata de la quinta película más vista en la historia del cine mexicano, refirió.

Finalmente celebró la presencia del cine mexicano en el extranjero y el reconocimiento que ha conseguido, pues se han obtenido 186 premios fuera de nuestras fronteras.

¿Qué película mexicana viste el año pasado?