Crítica de Bates Motel y Top of the Lake

Todos quieren ser Twin Peaks

El 8 de abril de 1990, David Lynch cambió la forma de hacer televisión para siempre estrenando Twin Peaks, la serie que se convertiría en referente oficial ante cualquiera que quisiera contar una historia de misterio y desapariciones en un pueblo bicicletero donde cualquiera puede ser un psicópata asesino.

Lo que nos lleva al tiempo presente. Hace unos días dos series hicieron su debut oficial en televisión y la comparación con Twin Peaks es inevitable. Nos referimos a Bates Motel y a Top of the Lake, ambas con claras inspiraciones a Lynch en guión, ambas de oscura temática y ambas repletas de esquizofrénicos personajes que podrían pertenecer al pueblo donde en los 90, Laura Palmer fue encontrada asesinada junto al río y el detective Dale Cooper nos mantuvo pegados a la TV por dos temporadas esperando a que encontraran a su asesino.

57044MOtel
MOtel

Bates Motel nos lleva a la adolescencia del famoso asesino del cine Norman Bates, previo a que el taxidermista espiara y posteriormente asesinara en la regadera a Janet Leigh. Curiosamente no está ubicada en los 60, sino en un tiempo presente, así que sí, sí hay interacciones con smartphones y cómics japoneses estilo animé.

6101-http://www.youtube.com/watch?v=7lCWKKNGiKs

La cosa es que en esta serie –que apenas empieza así que no podemos siquiera predecir qué nos deparan las temporadas por venir- Norman Bates (tiernamente interpretado por Freddie Highmore) no es el villano. ¿Que, qué? Así como suena. Lo “psycho” ya vendrá después. Por lo pronto vive con su mamá, Norma, en un pueblo que parece estar mucho más lleno de sociópatas que su propia casa.

De ahí nuestra comparación con Twin Peaks. En el poblado en el que Norma y Norman Bates decidieron montar su motel no es inusual encontrarse con un quemado colgando del asta bandera o cuerpos flotando en el lago. En gran medida porque aparentemente el pueblo está gobernado por narcotraficantes.  Y más allá de los sicarios tenemos a otro colorido elenco que incluye a:  Emma, la niña que camina de aquí para allá arrastrando un tanque de oxígeno, a Dylan, el hermanastro pseudo renegado con un gran talento para extorsionar a su madre, y el sheriff Alex Romero, quien no está por sobre usar el baño de la mujer que está acosando.

57045Top of the Lake
Top of the Lake (Foto: Top of the Lake)

Lo mejor de este show es sin lugar a dudas Vera Farmiga. Como Norma Bates no sólo es creíble, pero a la vez nos va dando vistazos de la celosa y posesiva madre que finalmente se convertirá en la obsesión de su hijo. Y, sin querer arruinarles nada, el capítulo piloto incluye una escena que fácilmente le va a conseguir una nominación a los Emmy de este año. Crucen los dedos.

Por otro lado, Top of the Lake nos lleva al frío y gris paisaje de Nueva Zelanda y una historia digna de los best sellers Gone Girl o The Hypnotist. Nuestra protagonista es Elisabeth Moss, a quien más bien recordarán como Peggy de Mad Men. En este thriller se pone la placa de unadetective encargada de investigar la desaparición de una niña de 12 años… embarazada. Alguien no leyó los libros de “Quibole con…”.

Además de la oscura trama, y del hecho de que toda lahistoria toma lugar en un pueblo de tres casas donde hay más neblina que gente, Top of the Lake toma de Twin Peaks el ritmo y lo esquizofrénico de sus personajes secundarios. Entre ellos, un matón más parecido a Willie Nelson que al Mochaorejas; una hippie encargada de volverle a traer felicidad a las mujeres golpeadas por la vida, pero que ella a su vez se describe como “una muerta en vida”, y la misma niña que a sus 12 años ha quedado embarazada y su única solución es amenazar con un rifle de caza al padre que podría ser culpable de su situación.

El ritmo de la serie es tan frío como el clima de Nueva Zelanda, y los cortes a negros con los que el show de Sundance Channel pasa de escena a escena son tan abruptos que terminan por sacarnos del contexto de la historia. Fuera de esos detalles y la clara referencia a narrativas parecidas no sólo a la de David Lynch, pero también a la de Stieg Larsson, el thriller logra atrapar desde el capítulo uno y Holly Hunter, con el pelo blanco hasta la cadera y caminando como zombie por “Paradise” se roba cada secuencia, cada diálogo, haciéndonos esperar como chiquillos la siguiente escena en la que aparecerá.

6102-http://www.youtube.com/watch?v=YerIiHm-JtQ

Ninguna de las dos series logra ser Twin Peaks, al menos no con sus primeros capítulos; pero eso no les resta mérito, ni las hace menos recomendables. Aceptémoslo, copiar a David Lynch es tarea que se mide de cero a imposible. El autor se llevó un 10 hace 13 años en pantalla chica, mientras Bates y Lake aún podrían ajustar un par de tuercas en sus producciones. Aún así estamos dispuestos a darle un 8.5 a la madre e hijo que manejan un Motel que pronto podría estar tapizado en cadavers y un 8 a la detective que si no se cuida podría acabar durmiendo con los peces… neozelandeses. No esperen a que lleguen a México, bájenlas y compártanos su opinión.