Luego de estar ausente un rato en la dirección (seis años), a Cuarón le bastaron dos personajes para regresar con todo y tener un éxito sorprendente en la pantalla grande (y la taquilla).

Va por buen camino, ya lleva 12 premios por Mejor director gracias a está película, además de otros tantos por edición (que hizo junto con Mark Sanger) y también fue nombrado Visionario del año por una revista.

¿A qué quiero llegar? Bueno, me parece que Cuarón va a ser uno de los chilangos destacados del año, y sí,tiene todo para ganar.