La cartelera de 2024 inició con una alta dosis de terror y géneros afines, y No mires al demonio es una prueba más de esto. Se trata de una producción de Malasia, dirigida por Brando Lee, pero en inglés.

La protagonista de la historia es Jules, interpretada por Fiona Dourif, quien desde niña tiene la capacidad de comunicarse con el más allá —muertos y demonios incluidos—. Ya de adulta y con una vida más o menos desastrosa, es la líder de Skeleton Crew, un reality show de espíritus, en el que ella y su equipo van a casas de personas del público en las que aparentemente hay actividad paranormal. 

En la casa se reunirán Jules, el productor con el que tiene “una relación complicada”, un par de hermanos parte de su staff, una traductora y Martha y su esposo Ian, quienes han sido acosados en el lugar por algo que no saben qué es, pero definitivamente es malévolo. Al principio, el equipo de Skeleton Crew cree que están frente a una estafa, pero algo sucede que hace que la joven médium termine aterrorizada tras un primer encuentro. 

Como te imaginarás, ni esto ni un montón de cosas más harán que la gente se vaya del lugar poseído.

Te puede interesar: Al Son de Beno, documental que revela los primeros pasos en la preservación del folclore mexicano


Fiona Dourif: ¿Quién es la protagonista de la película?

La actriz que interpreta a la médium en la película es Fiona Dourif, ¿la ubicas? Ella ha salido en la serie de La purga y en la de Chucky; de hecho es la protagonista de La maldición de Chucky (2013) y Culto a Chucky (2017). Además, es hija de Brad Dourif, quien le da la voz al mismísimo muñeco diabólico; es decir, es prácticamente terror royalty.


¿Vale la pena ver No mires al demonio?

La película definitivamente tiene lo suyo, pero no descubre el hilo negro ni nada. Eso sí, deja ver sus influencias y en eso conectamos con ella: definitivamente nos llega a recordar El exorcista, Actividad Paranormal, con un toque de la saga de El conjuro.

Como la historia está ubicada en Malasia, era de esperarse que en esta permearan sus creencias y costumbres, aunque es algo que podrían haber explotado más. Eso sí, la protagonista cuenta con un trasfondo que será crucial para el desarrollo de la trama, y Martha —dueña de la casa, a quien hostigan los espíritus— revelará un secreto que la conecta con lo que está sucediendo y con el sádico pasado del lugar (eso sí, no lo esperábamos).

Con efectos especiales, más de una posesión, una agotadora lucha contra el mal y un final ambivalente, No mires al demonio te mantendrá en la punta del asiento, pero definitivamente no hará historia en el género ni nada así. La película se estrena el jueves 18 de enero de 2024.

no mires al demonio
Cortesía Dark Side Distribution

Si buscas qué hacer en la CDMX, síguenos en Instagram.