Miguel Herrera ya tiene su doble de cera