Escápate a Las Granadas, el lugar de las mil cascadas

Pozas color esmeralda, cascadas petrificadas, saltos de 3 metros y más encontrarás en este fascinante lugar en Guerrero.

Conocido por los locales como Mil Cascadas, este lugar llegó a pertenecer a Joan Sebastian y actualmente a la comunidad de Acamixtla, y se ha convertido en un espacio perfecto para poner a prueba tu espíritu aventurero e intrépido. Ubicado en los límites de Guerrero con Morelos, Las Granadas conquistará tus ojos y tu corazón apenas veas el agua turquesa y esmeralda de sus pozas.

A primera vista

La entrada da la impresión de estar en un lugar abandonado, lo que no dista mucho de la realidad, ya que cuentan los locales que antiguamente estas tierras pertenecieron a “una gringa”, quien intentó construir una hacienda y que hoy, sus ruinas dan un toque diferente al lugar. En esta zona encontrarás sanitarios, vestuarios, zona para acampar y deliciosa comida hecha con el calor de la leña, ollas de barro y el comal. Podrás saborear desde mole, quesadillas, hasta costillitas de cerdo en salsa verde acompañado de su correspondiente michelada.

¿Qué hacer?

Luego de haber pagado tus $20 para acceder al lugar, te ofrecerán un recorrido que incluye la visita a una gruta y a las cascadas, así como un paseo a caballo. El recorrido también tiene costo y va a depender de tus habilidades para negociar y del plan que tengas, ya sea que vayas de visita por un día o pretendas acampar el fin de semana. Nosotros elegimos la compañía de Cecilio, un guía de once años que nos amenizó el recorrido con anécdotas, consejos y nos dio grandes muestras de valentía.

El primer lugar que debes visitar es la gruta que está a unos 50 metros de la entrada de donde dicen, nace la mayor parte del agua que cae por las cascadas. En ella caminarás cerca de 200 metros hacia adentro por arena blanca y fina y senderos de agua cristalina hasta llegar a una gran poza. Si deseas darte un chapuzón, tendrás que dar un salto de 3 metros o bajar por unas escaleras de madera y cuerda. La experiencia cambia si vas en un grupo grande o no, puesto que la cantidad de luz emitida por las linternas te pueden brindar un poquito más de visibilidad, o bien, la falta de ella, una sensación de misticismo y aventura. Eso sí, todo el tiempo tendrás murciélagos revoloteando sobre tu cabeza.

Ya visitada la cueva, te llevarán a las cascadas que son cerca de diez. Lo ideal es ir en época de lluvias, de junio a septiembre, para disfrutar de una mayor afluencia de agua. Sin embargo, si eres bastante observador, verás que hay muchas zonas blancas, de cascadas petrificadas, lo que te hará cuestionar la causa de la sequía en la zona e imaginar la magnitud de lo que un día fue este gran paraíso.

Todo el recorrido serás acompañado por el sonido de las chicharras, pequeñas iguanas, ranas, cangrejos y pececitos. Puedes optar por bajar caminando o hacer rappel y así llegar a cada cascada saltando de fosa en fosa. No dejes de sumergirte en cada poza de agua que veas. Vence tu miedo y eleva la adrenalina al máximo con cada salto que puede ir desde los 3 hasta los 10 metros de altura. Lánzate, trepa árboles, explora y goza de este tesoro natural.

¿Cómo llegar?

Llegar en auto desde la CDMX te llevará 2 horas 30 minutos, a pesar que la distancia indicada en cualquier mapa sea de apenas de 160 km. Debes tomar la carretera federal 95-D de cuota, mejor conocida como la autopista México-Acapulco; desviarte en la salida a Taxco y de ahí, te recomendamos seguir las indicaciones hacia el Zoofari. Será necesario seguir tu camino por la carretera libre hacia Taxco. No te desesperes y disfruta del paisaje, pues pasarás por las comunidades Ojo del Agua y Huajintlan; verás la entrada al Zoofari y deberás seguir hacia Teacalco. Mucho ojo, porque en este punto del camino habrá topes y algunos perros que están acostumbrados a tomar la siesta en plena carretera.

Teacalco es el último poblado del estado de Morelos y en sus afueras hallarás la entrada a un rancho enorme, resguardado por una gran escultura del Arcángel San Miguel. Unos metros más adelante verás una desviación hacia la izquierda que deberás tomar. La ubicarás por un letrero que indica la dirección hacia Texcaltitla. Pronto el camino dejará de estar pavimentado, pero no te preocupes, sigue por él hasta un viejo portón negro, así sabrás que has llegado. El tramo de terracería es largo y angosto, por eso es muy recomendable tomarlo descansado y con luz de día para evitar cualquier percance.

Actualmente, los pobladores buscan dar a conocer el lugar como Las Granadas, Mil Cascadas Adventure Camp, pero en realidad sigue siendo un paraje aún bastante rústico.

Costos y datos

Dirección: Carretera Federal Km 136, Casino de la Unión, Texcaltitla, México.
Horario: 9:00 a 19:00 hrs.
Temperatura promedio: 30°C.
Facebook: LasGranadass
Entrada: 20 pesos.
Guía: de 100 a 400 pesos.
Rappel: 200 pesos.
Campamento: 30 pesos.
Casetas: 244 pesos (ida y vuelta).
Gasto en gasolina: aproximadamente medio tanque en un auto de 4 cilindros (ida y vuelta).
Se permite la entrada a mascotas.

(Si quieres ver más Escápates como este, da clic aquí)