Escápate a estos lugares a ver nevar

¿Alguna vez has visto nevar? No importa cuál sea tu respuesta, siempre es increíble ver ese bello fenómeno natural; sin embargo, no es común apreciarlo en muchos lugares de nuestro país. Aprovecha que todavía es invierno, toma tu ropa más calientita y nosotros te decimos dónde ver nieve cerca de la CDMX.

También checa: Estos son los frentes fríos que aún nos faltan

Dónde ver nieve cerca de la CDMX

Nevado de Toluca

Foto: Cuartoscuro

Este es uno de los puntos más concurridos por los chilangos. A cuatro horas de la ciudad, aproximadamente, se encuentra un punto infalible cuando nos preguntamos dónde ver nieve cerca de la CDMX. El Nevado de Toluca es un punto sumamente concurrido, no solo por amantes de las largas caminatas, también para aquellos que simplemente desean darse un respiro del enigmático caos capitalino. Puedes ir en tour o lanzarte a la aventura con tus cuates. Lo mejor es siempre ir acompañado.

Ir a este volcán extinto no es cualquier cosa, por lo que no es recomendable lanzarte si no tienes experiencia ni condición. Si nunca has ido, pero sabes que podrás hacer el recorrido sin problema, busca algún guía que pueda acompañarte, así disfrutarás de los dos bellos lagos y los paisajes nevados.

Popocatépetl-Iztaccíhuatl

Foto: Cuartoscuro

Mientes si no has ido a la parte más alta de tu casa, durante un día despejado, para ver las bellas postales que nos regalan el Iztaccíhuatl y el Popocatépetl. Lo mejor es que puedes apreciar esos impresionantes escenarios muy cerca, pues en el Parque Izta-Popo, un área natura protegida que se encuentra en medio de ambos volcanes, serás testigo del poder de la naturaleza, que se ve reflejado en hermosos paisajes volcánicos que se vuelven inolvidables cuando la nieve lo cubre todo.

A este lugar es mejor ir en compañía de muchas personas, pues más vale prevenir cualquier tipo de mal de la montaña. Como tip, no olvides llevar suficiente batería para tu teléfono o para tu cámara, pues las postales que te encontrarás serán imperdibles.

Ajusco

Foto: Cuartoscuro

En cuanto hace bastantito frío en la ciudad, ya sabemos que nuestro querido Ajusco se va a pintar de blanco. Más arriba de la famosísima carretera Picacho Ajusco encontrarás uno de los pulmones de la ciudad. Ir a este lugar aplica como la «vieja confiable» chilanga cada vez que hace frío.

En cuanto sepas que está nevando, lo mejor es lanzarse temprano, pues se llena de gente y, para empezar, llegar hasta allá arriba se vuelve un martirio —peor que periférico un viernes de quincena—. Hace algunos ayeres se acostumbraba ir a acampar a este lugar, pero ahora es poco seguro hacerlo. Lo mejor es llegar temprano para aprovechar el día.

El pilón: Arteaga, Coahuila

Foto: Cuartoscuro

Aunque este lugar no es de esos en los que piensas cuando buscas dónde ver nieve cerca de CDMX (porque Coahulia), se trata de un sitio imperdible para cuando tienes días para ir pasar unas minivacaciones congeladas. Muy cerca de Saltillo, en Coahuilia, se encuentra el pueblo mágico de Arteaga. Este lugar está hasta el norte de la Sierra Madre Oriental.

Para relajarte y disfrutar a lo grande, debes visitar el Bosque de Monterreal —no, no Montreal—. Ahí te encontrarás con un majestuoso bosque, muy al estilo de los que se encuentran en Estados Unidos y Canadá: árboles muy grandes, aire sumamente limpio, varias cabañas y las nubes casi rozando la cima de la sierra. Tienen espacios creados específicamente para esquiar, las cabañas son muy del estilo de las de Aspen o los Alpes.

También checa: ¿Conoces la técnica de vestir como cebolla, para protegerte del frío?