Un viaje por los mejores shows LGBTTTI de la TV

Por el orgullo gay y el Marriage Equality en EEUU

Will & Grace

En pleno mes de pride y tras la legalización del matrimonio gay en Estados Unidos, recordamos las mejores series y realities con temática gay en la televisión. 

1. Will and Grace

No hay dos como esta comedia protagonizada por una treintañera solterona y su mejor amigo gay. Will & Grace no sólo puso en el mapa la realidad de un gay adulto con humor, pero además nos recordó que no todos los homosexuales son un Jack McFarland, pero hay otros, abogados, financieros, contadores, en trabajos Godinez como Will, que viven su homosexualidad de manera más íntima y personal, y que la orientación sexual no se cierne a un estereotipo. 

2. The L Word

La serie de televisión que nos dejó clarísimo y con un diagrama (literal) que en la comunidad lésbica todo mundo se mete con todo mundo. Bueno, al menos de acuerdo con Alice. Pero también nos dejó clarísimo que las lesbianas pueden ocupar puestos de poder en el mundo empresarial, deportivo y artístico, y que si de amistad se trata siempre van a estar ahí la una para la otra. Ah, y nos presentó a Shane, a quién todavía no podemos sacar de nuestros sueños. 

3. Queer as Folk

En su versión británica o en su versión gringa, este exitazo de Showtime nos llevó al underground del estilo de vida de la comunidad gay. Desde el lado sexual más perverso, las fiestas más exóticas y divertidas, y el enfrentamiento contra la discriminación y el SIDA. QAF marcó a una generación de homosexuales que aprendieron de Michael que sí pueden tener una relación monógama y estable llena de amor, y de Brian que estar soltero tiene sus enormes ventajas. 

4. Transparent

Esta serie de Amazon fue de las primeras, sino es que la primera, en retratar de manera precisa lo que significa ser transgénero en pleno 2015. No sólo eso, pero además ser padre de familia, ex esposo,  y tener que enfrentarte contra una transición a otro género en tus años 60. La historia de Maura para resonar hoy más que nunca con el mundo en el que vivimos, luego del destape de Caitlyn Jenner (antes Bruce) como una mujer transgénero. 

5. Banana y Cucumber

Dos series hermanas británicas, una sobre la vida de la juventud gay en Manchester, a través de los ojos de varios personajes, y otra sobre un hombre maduro homosexual que se ve lanzado de regreso a la soltería cuando su pareja de toda la vida rompe con él.  Los dos shows que, a pesar de estar en canales distintos, se cruzan de pronto en líneas narrativas, nos enfrentan a la vida gay desde polos opuestos y nos recuerdan los distintos ángulos y perspectivas que se pueden tener de la homosexualidad. Y más importante aún, nos enfrentan contra el hecho de que seguimos viviendo en una sociedad donde un hombre homosexual puede ser asesinado a golpes por otra persona. 

6. Partners

Aunque duró poco, esta comedia tenía una característica muy especial, que no tienen otros shows en televisión. Partners retrataba la honesta y divertida amistad entre un hombre heterosexual y uno gay. Esta sitcom se deshizo de todo tipo de miedos y estereotipos y nos recordó que para que exista amistad verdadera, la orientación sexual no tiene por qué ser una condición, y que así como muchas mujeres heterosexuales tienen a su mejor amigo gay, también un hombre straight puede tener a “su chile” homosexual y no pasa nada. 

7. The Fosters

Esta serie de ABC Family cuando decidió crear polémica con sus protagonistas, se fue a lo grande y tiró la casa por la ventana. La pareja al centro de esta historia no es sólo interracial, pero además está formada por dos mujeres lesbianas. Y no sólo eso, pero además Lena y Stef tienen a una serie de hijos propios y adoptados, cuya historia seguimos al estilo telenovela y no podemos evitar enamorarnos de la familia Adams. Es innecesario decir que lo que hace este show por las familias poco convencionales es mucho, más tomando en cuenta que se transmite por el canal más familiar de todo Estados Unidos. 

8. Orange Is The New Black

Ésta no es per se una serie gay, de hecho podríamos argumentar que es un show de minorías retratadas en todo su esplendor, pero también es cierto que varios personajes de esta comedia tienen como característica en común que son lesbianas. El Halloween que OITNB estrenó en Netflix, las calles se llenaron de mujeres vestidas de Piper y Alex, lo cual habla mucho de cómo está serie logró posicionar a una pareja de dos mujeres, como una de los romances más icónicos de la última década. 

9. Becoming Us

Este reality show también tomó mucho de inspiración en la historia de Caitlyn Jenner que apañó los medios por semanas. En esta serie documental, un adolescente (Ben) no sólo se enfrenta contra el divorcio de sus papás, pero además se entera de que su papá está en el proceso de convertirse en mujer. Por apantallante que parezca el tema, la realidad es que la familia al centro de Becoming Us demuestra capítulo a capítulo que, pese a su peculiar situación, en otras muchísimas cosas no podrían ser más ordinarios. Al final, los adolescentes serán adolescentes no importando la identidad de género de sus papás. 

10. Ru Paul’s Drag Race

Lo que logró la icónica Ru Paul con este reality, fue hacer que el “drag” se volviera algo mainstream. Y que sus competidores se convirtieran en estrellas que ahora son seguidas por miles de fans y se presentan exitosamente en teatros por todo el mundo (incluyendo en México). Ru Paul’s Drag Race no sólo encontró una forma muy divertida de que la gente le abriera las puertas de sus casas a la comunidad travesti, pero además dejó muy en claro la diferencia entre un drag, un cross dressser y un transgénero, y explicó que al final “drag is not personal…just business”.

¿Qué otros shows agregarían?

También checa:

– 10 series que extrañamos
– 5 series para graduarte de detective
– Parodias porno de las series de la tv