Si no conoces Rick y Morty algo estás haciendo muy mal

Adult Swim
Adult Swim

Con tan solo 22 episodios, la serie de Rick y Morty se ha convertido en un fenómeno cultural como hace años no sucedía. En la serie se cuentan las frenéticas aventuras de Rick Sánchez,  un científico al que le gusta empinar el codo, y su nieto Morty, un chico de 14 años bien callado, tímido inocente y tiene la… ok, no. Recién estrenó en Estados Unidos la tercera temporada y para celebrarlo aquí algunas de las cosas que más nos han gustado de esta serie:

Su relación con el cine:

La serie, desde un principio, se planteó como una versión en ácidos de “Volver al Futuro”. Incluso Justin Roiland, uno de los creadores de este show, sacó en 2006 un corto animado que se llamó: The Real Animated Adventures of Doc & Mharti”. (Las imágenes adelante son un poco fuertes)

Otra referencia fílmica divertidísima es el capítulo en el que Scary Terry, Bitch! hace su aparición (¿A quién les recuerda?)

Italian Horror GIF - Find & Share on GIPHY

¿O qué tal el capítulo llamado Total Rickall (sí, con referencia a ese clásico de los 90 con Arnold de protagonista)?

Y podríamos seguir con más referencias cinematográficas porque la mayoría de los títulos de cada episodio tiene un juego de palabras como, por ejemplo, Ricksy Business (Negociosos Riesgosos)

Su buen gusto musical: 

Además de todas las referencias cinematográficas está la parte de la  música, porque la serie animada no solo se da el lujo de poner en sus episodios Hurt, de Nine Inch Nails o Look on Down from the Bridge, de Mazzy Star,  sino que crean sus propias canciones. Y bastante pegajosas. Por ejemplo:

Hilarantes historias:

Sin duda “Rick & Morty” es una serie animada bastante inteligentes. Cada una de las fantasías está estructurada con buena lógica y verosimilitud, aunque sean descabelladas y frenéticas creaciones en donde encontramos perritos que hablan y controlan el mundo, suspensores de tiempo y hasta la invención de un microuniverso que existe sólo para generar la energía de la batería de un automóvil.

O un vendedor con hormigas en los ojos.

O un detector de productos maldecidos por el mismísimo Satanás.

¿Y qué tal esto?

Puedes disfrutar las dos temporadas completas por Netflix. Seguro será un buen maratón de locura.