Razones por las que los Thundercats deben regresar

Antiguos espíritus del mal, ¡devuélvanlos!

Quienes crecimos en la década de los 80 podemos decir que tuvimos las mejores caricaturas (o que al menos nos entretenían durante un buen rato). Una de ellas fue los Thundercats.

Esta serie, protagonizada por unos felinos cósmicos, regresó en 2011 gracias a Cartoon Network, pero le dieron cuello después de un tiempo. Y bueno, ahora que anunciaron que en 2017 sacarán la película, no estaría de más prepararnos durante un buen rato y verlos de nuevo en la pantalla chica.

Por ello aquí les damos algunas razones para que nos los devuelvan y podamos gritar todos al unísono: Thundercats, ¡hooooooooo!

– Por Mumm Ra, el Inmortal.

¿Qué mejor villano que él? Este sacerdote ¿egipcio? era famoso por su maldad y por su furia. A él le debemos la destrucción de los seres humanos como se les conoce en la actualidad. Por siempre recordaremos su famoso grito: 

– Por la Espada del Augurio.

Porque todos queremos ver más allá de lo evidente. En realidad, todas las armas de los guerreros thunderianos rifaban, pero en especial la Espada del Augurio. En su empuñadura tenía el Ojo de Thundera, que dotaba de poderes a los Thundercats.

– Por el Cubil Felino.

Es el palacio y cuartel general de los Thundercats. En su fachada se puede ver a una enorme pantera que defendía con garras la entrada. Ningún cuartel se le asemeja. Cuenta la leyenda que Tigro, conocido también como el Arquitecto, fue quien lo diseñó.

96060Cubil Felino. Crédito: Youtube
Cubil Felino. Crédito: Youtube

– Por las puntadas de Snarf.

Él cuidó de León-O cuando era un chavito, pero de grande se quedó entre los Thundercats como su mascota y cocinero. Su verdadero nombre es Osbert, pero no le gustaba que le dijeran así. Es muy ágil, pero a veces la regaba durísimo.

– Por los cuerpazos que lucían los canijos.

Todos estaban esculturales. Y cómo no, después de aventarse tremendas batallas con los Mutantes, cualquiera tendría esos músculos marcados. 

96059León-O. Crédito: Youtube
León-O. Crédito: Youtube

– Porque nos mantenían en vilo.

Todo lo que hacían para evitar que la Espada del Augurio cayera en las manos del mal nos mantenía en la orilla del sofá. 

– Por ser una mezcla de dibujos animados estadounidenses y anime.

Algo poco común para su época. Los personajes lucen muy detallados, se puede observar un estilo hibrido de animación.

– Por la intro musical.

A ver, ¿quién ha podido superar el tradicional solo de guitarra que sonaba al inicio?

http://youtu.be/1LihbdtfJ7Y

– Por la melena de León-O.

Envidiada por todos. Jamás se despeinaba, a pesar de las batallas a las que se enfrentaba.

– Por los poderes de la Garra.

Era un guante que servía también como escudo. La lanzaron como juguete y toda chamacada tenía la suya. Si no tenías la garra oficial y tus papás te compraban la pirata, terminabas lleno de marcas por la rebaba que tenía. 

96061Garra. Crédito: Mercado Libre
Garra. Crédito: Mercado Libre

– Porque Cheetara era una fregona.

Era la mujer más fregona del equipo (¿alguien quería ser Felina o Pumara en la primaria), sacaba las garras para defender los ideales de los Thundercats y era muy inteligente. ¿Necesitaban algo más?

– Porque su contenido era evaluado por un psicólogo.

Así es. No crean que escribían el guión como el Borras y lo lanzaban sin ver las repercusiones en los chavitos. Un psicólogo, llamado Robert Kuisis, analizaba los temas que se trataban en cada capítulo, por aquello de la violencia y la mala influencia. Promovían valores como la verdad, la justicia, el honor y la lealtad.

¿Qué otras cosas amaban de los Thundercats?