Misterios sin resolver de las caricaturas D:

¿Alguien sabe las respuestas?

Hanna-Barbera/Toei Animation/Warner Brothers

Nadie dijo que los dibujos animados —o caricaturas, como solíamos llamarlas de chamacos— tenían que ser 100% lógicas, pero hay algunas cosas que de plano sí han quedado como misterios sin resolver que ni el mismísimo Jaime Maussán podría explicar.

Y no, no estamos hablando de las leyendas urbanas, como las piernas amputadas de Oliver Atom o que los Rugrats son una alucinación de Angélica, sino de cosas que están a simple vista y que siempre nos hemos preguntado, como estas:

1. Bob Esponja

Si se supone que vive en el Fondo de Bikini —y hasta el intro dice que “vive en una piña debajo Del Mar”—, ¿cómo es que hay una playa debajo del agua? ¿Y si están bajo el mar, ¿cómo diablos le hacen para encender fogatas en varios episodios?

2. Catdog

Seguro te acuerdas de ésta, una de las caricaturas más emblemáticas de Nickelodeon. Supongamos que un animal así por obra de un milagro biológico puede existir, pero, ¿por dónde diablos hace del baño? ¿Usa la boca del otro para expulsar sus desechos? EW.

3. Disney

Ya te habrás dado cuenta de que Tribilín —ok, Goofy para los chavos— es un perro. ¿Por qué él sí puede hablar y Pluto, la mascota de Mickey, que también es un perro, no tiene habilidad lingüística?

4. Pokémon

Si te gusta, ya sea el videojuego, la serie o el juego para smartphone, Pokémon Go, te habrás preguntado cómo diablos es que Pokémon enormes como Charizard, Onix o Snorlax pueden entrar en una pequeña pokebola. ¿Cómo es que criaturas tan grandes caben ahí? ¿Qué hay dentro de las pokebolas?

5. Los Picapiedra

Si son cavernícolas, es más que obvio que vivieron en una época antes de Cristo. Entonces, ¿por qué celebran la Navidad? ¿Había otro Mesías? ¿Viven en un universo paralelo donde los eventos históricos estás alterados?

6. Correcaminos

Seguro te habrás preguntado, por qué es que el Coyote siempre compra trampas para atrapar al Correcaminos. ¿No podría simplemente ordenar comida con ese dinero y ya? ¿Acaso está obsesionado con el sabor de esa ave en particular?

7. El Coyote

Sigamos con el buen Willy Coyote. Si los productos marca ACME que compra fallan una y otra vez, ¿no podría cambiar de marca e intentar con otra? ¿Es socio en esa empresa o qué mergas? ¿No podría demandarlos por tantos accidentes sufridos y ganar millones con ello (y por supuesto, comprar chingos de comida)? ¿EH? ¿EH? ¿EH?

8. Los Simpsons

¿Por qué Bart y Lisa, a pesar de que han tenido un montón de vacaciones de verano y de invierno, siempre siguen en el mismo año escolar? Ahora tienen smartphones, su tele es de pantalla plana, pero ellos siguen sin envejecer. Además se supone que la boda de Lisa sería en 2010, y para entonces ella ya sería universitaria. ¿Qué pasa ahí?, “¿un hechicero lo hizo?” (referencia ultranerd que sólo algunos entenderán).

9. Los Caballeros del Zodiaco 

En las transformaciones —ok, Saint Seiya, para que no se ofenda la banda otaku— al ponerse la armadura siempre llevan ropa normal, pero de repente ya aparecen con un traje elástico tipo mallita. ¿A dónde va su ropa? ¿Y los zapatos? ¿Por qué a veces su ropa normal reaparece cuando se quitan la armadura (como Andrómeda cuando pelea con Afrodita) pero en otras no (como Shiryu, que siempre termina encuerado)?

10. Sailor Moon

¿Por qué nadie las reconoce cuando se transforman? ¿Acaso cuando nosotros nos cambiamos de ropa nadie es capaz de reconocernos? Además en la primera temporada, hay un episodio en el que rescata a su hermano y se esconde por miedo de que vaya a reconocerla. ¿Por qué él sí podría descubrirla pero los demás no?

Aquí queda nuestro top ten de misterios sin resolver. ¿Ustedes tienen algún otro? Si saben la respuesta a alguno, ilumínennos por favor. 

También lee:

Alemán cruza sobre una cuerda de la Torre BBVA a la de Reforma

FOTOS: Chilangos gozan la pista de hielo en el Zócalo

Un gran tobogán de nieve llega a La Feria de Chapultepec