6 lecciones de Kevin Arnold

Lo que aprendimos de 'Los años maravillosos'

Kevin Arnold de Los años maravillosos
Foto: Archivo Getty Images

¿Quién no se acuerda de las aventuras Kevin Arnold? A todos nos caía bien este muchachito que parpadeaba primero con un ojo y luego con el otro, nos divertían sus enojos y nos emocionaban sus aventuras y romances.

Kevin Arnold tendría más de 60 años —nació el 18 de marzo de 1956—, por lo decidimos rescatar algunas de las lecciones que nos dio en Los Años Maravillosos. La serie

1Molesta a tu hermano/a

Las relaciones fraternales pueden ser buenas, como la del protagonista con su hermana mayor, Karen; o complicadas, lo vimos sufrir con Wayne. Así que échale carrilla a tus hermanos porque cuando se vayan —al cuarto de al lado o a vivir con su novio*— los vas a extrañar, pero siempre recordarás con una sonrisa los momentos en que se molestaban.

*David Schwimmer, mejor conocido por su personaje de Ross Geller en Friends, interpreta a Michael, el novio de Karen.

2Tu papás también son personas

Sí, a veces sólo los vemos como dispensadores de comida y dinero, pero recuerda que son seres humanos y así como ellos te demuestran su cariño, está chido que también tú los apaches y pases momentos con ellos (y qué mejor si compartes un secreto con tu papá, como aquella vez en que vieron sin querer a la vecina) o pregúntale a tu mamá cómo le fue.

3Atrévete a hacer cosas arriesgadas y locas

Como entrar a una banda de rock aunque no sepas tocar ningún instrumento. En una de ésas pega y, como bien dicen, lo bailado (con Los Zapatos Eléctricos) nadie te lo quita y te quedará un recuerdo bastante chido. El chiste es divertirte.

4No eres el mejor en todo

No importa, y si tu amigo se vuelve mejor en algún rubro que te encanta, acéptalo de buena manera y apóyalo. No es fácil, pero si Kev pudo superar que “Polvo” Pfeiffer le diera un baile en básquetbol, tú también puedes lograrlo.

5Aprovecha las oportunidades que te llegan

A veces la vida te sorprende y si desaprovechas esos momentos no volverán jamás, ¿cuándo vas a comprar un coche por sólo un dólar? No importa si es el carro de tu abuelo, no será un último modelo, pero sigue siendo una ganga.

6Debes disfrutar de las mieles del amor

ADVERTENCIA: Esta última lección incluye un MEGA SPOILER, quizá el mayor de toda la serie porque REVELA EL FINAL. Pero no manches, la serie acabó en 1993, ya tuviste más de 20 años para ver en qué termina.

Puedes andar con una chica odiosa, como la loca de Becky Slater, o una extranjera irresistible —quién sabe cómo le hiciste, pero lograste conquistar a la estudiante francesa de intercambio (Madeline Adams) uh lala—, tampoco es raro que te enamores de tu maestra/o (Miss White/Mrs. Heimer); pero sólo tu primer amor será inolvidable (aquí es donde entra la adorable Winnie Cooper), aunque no necesariamente será el amor de tu vida (y sólo bajo ciertas circunstancias puedes ser amigo de tu ex, como estos dos chamacos).

Otro dato curioso de pilón

¿Sabías que Mario Castañeda, quien hacía el doblaje de Gokú, era la voz adulta de Kevin? Hasta se nos pone la piel chinita y nos llenamos de nostalgia cuando recordamos su narración