Beakman: de titiritero a estrella de TV

¡Su escena más memorable fue con un león!

Archivo: Ricardo Aldayturriaga

Tras 45 minutos de espera, un señor de más 65 años vestido con playera tipo Polo, jeans azul claro, tenis y gorra aparece en un pequeño salón de prensa, frente a más de 60 medios de comunicación.  

El señor saluda y, a pesar de la espera, todo el mundo sonríe y aplaude que haya llegado. Aún sin su vestimenta, Paul Zaloom o “Beakman” está en un rincón especial del corazón de los chilangos que crecieron en los 90 y que aprendían ciencia mediante divertidos experimentos gracias a la TV.  

“Sé que lo dije antes, pero, por ejemplo, yo ni siquiera sabía que mi show se transmitía en China. Estoy sorprendido del éxito del programa en México”, dijo Zaloom durante su participación en Campus Party.  

El conductor de televisión, que inició como titiritero en obras de teatro y shows pequeños de televisión, recordó algunas de las mejores anécdotas que tuvo durante el programa.  

“Los mejores momentos fueron dos en mi show: cuando nos metimos a una nariz que tenía más de 700 dólares de producción en mocos; y la otra fue cuando estuve enfrente de un león y no podía ni siquiera moverme por el miedo que sentía”, dijo Zaloom.  

Sin embargo, no todo fue alegría porque el actor de más de 65 años dijo que no regresaría a la televisión, a pesar del ofrecimiento que se le hizo en febrero.  

“La verdad no quiero regresar y el ofrecimiento vino del gobierno: como yo no soy del PRI, no puedo aceptar”, agregó el comediante.