3. Sabrina Sabrok

El lado brutal de la belleza

 

 

¿Qué se hizo?

Se aumentó senos, labios, se jaló los ojos y redujo la nariz.

 

¿Por qué no le quedó bien?

Cuando tus senos son más grandes que tu cabeza algo no marcha bien. Sabrina se hizo implantes mamarios para los que requirió injerto de piel, pues la propia ya no soportaba tanto estiramiento, sus senos pesan 3kilos y medio y son tan extremos que alcanzó la talla 38 triple M, ya ni sabemos a qué equivale eso, pero una cosa sí es segura: el tamaño de una bola de boliche es algo semejante. Aunque sus senos son los que nos llaman la atención, también el rostro de la argentina fue sometido a cinco cirugías, que le transformaron su expresión. 

 

¿La necesitaba?

Cuando Sabrina recién llegó a México proveniente de Argentina, tenía ya aumento de senos, grandecitos y se le veían espectaculares, su figura esbelta, alta y su rostro daban una apariencia estéticamente agradable. De pronto se obsesionó y transformó radicalmente, rellenando sus labios de manera exagerada, haciéndose ojos rasgados y dejándose una nariz de pellizco que aunados a los tremendos senos la convirtieron en algo sinceramente freak.

/media/anterior/externas/sabrina.jpg