Top 15: Facilotes

¿a quién no le gusta lo fácil?

Ale González

 

Aquí van los tragos que consienten a todo tipo de personalidad. La idea es hacerla de bartender con cocteles que sean ricos y sobre todo muy sencillos de preparar. Dedicamos unas cuantas recetitas para quienes pueden invertir un poco más y son un tanto “show offs”. Otra sección para los que se casan con lo tradicional y le temen a los riesgos licoreros y la última es para los que detestan lo convencional.

 

 

Faroleros

 

Black & Perrier – Para farolear o para quienes gocen de lo puro bueno del whisky, el trago es sencillo y fácil de preparar para que impresiones a los invitados. En un vaso corto sirve un hielo, Black Label y rellena con agua mineral Perrier. Es de las especialidades fresonas del Suntory.

 

Emperador- Para los cheleros que le quieren tirar a la finura con un trago simple. En una copa alta sirve cerveza oscura por ahí de la mitad y termina rellenando lentamente con champagne mientras le das la vuelta poco a poco. Un manjar y una borrachera segura. Un trago protagonista del Bengala.

 

París de noche- De nombre elaborado y de sabor paradisiaco para el paladar. Este es de los tragos que cuando lo pides, tus acompañantes dicen “ Mejor uno igual para mi.” Sencillo, para acompañar, como digestivo o para enfiestar. Como la cuba pero más fresón, sirve cognac y refresco de cola. Puedes armarte una pintada agregando rebajando el sabor dulce con agua mineral. Pide que te preparen uno en el Cielo de Cortés, no te lo negarán por que son excelentes consintiendo a la concurrencia.

 

Car bomb shot- Como dice su nombre, el trago va servido en un caballito. Sirves whisky hasta la mitad y rellenas con crema irlandesa (o Baileys). Aplica la cultura irlandesa tomando este shot de golpe, querrás pedir otro. Ahora para que no te empalagues pide unas entradas o de plano acompáñalo con una chela, trago y trago funciona re bien y dura más. St. Patrick’s Pub.

 

Ruso Negro– Es como un Megan Fox en el mundo de la coctelería: peligroso pero delicioso, además, no se necesita de mucho para embellecerlo y hacerlo aun mejor. El trago va servido en un vaso corto con hielos, lleva dos partes de vodka y una de licor de café. Los  sirven deliciosamente en el Celtics Pub de Polanco.

 

 Clásicos

 

Jack & Coke– El trago de los rockers. Como culparlos si es fácil de preparar y simplemente delicioso. No necesitas más que cargar con una tella de Jack Daniels y tu refresco de cola para llevar tu cóctel a todos lados. El JD es medio cariñoson en cualquier lugar, los precios accesibles estan en los pubs. Disfruta uno en la terraza del King’s Pub de la Condesa.

 

Cuba libre- Imperdible trago, el consentido de los hombres. Es tan sencillo que en cualquier vaso sirves una o dos partes de ron (el más accesible es el bacacho blanco) y rellenas con refresco de cola. Ahora, la cuba original lleva limón, pero para que imitar a los “cubans” si lo podemos aplicar a la “mexican style”. Buenos precios y buen sabor en el Big Silver.

 

Banderita- Un trago patriota que funciona para encender la fiesta de inmediato. Se necesitan 3 caballitos. Uno con jugo de limón, otro con tequila y el tercero con jugo de tomate. Y se toma en el mismo orden. Fácil y pegador ¿Qué más puedes pedir? Tómate uno en El Imperial para que rockees a gusto.

 

Vodka Rikki– Un trago simple y refrescante. Re bueno para acompañar el desmother en el antro, evitas un consumo idiota de calorías y el sabor es sutil. Lo mejor de este trago es que es sólo necesitas servir una o dos partes de vodka, agregar una parte de jugo de limón (que sea fresco por que el artificial puede arruinar la bebida) y rellenas con agua mineral. Pide uno en el Leonor, que con el atiborramiento querrás un alcoholito refrescante.

 

Charro Negro- Sigue siendo un clásico, difícilmente lo piden los contemporáneos pero es un trago bueno y sencillo. Lleva una parte de tequila y dos partes de refresco de cola, va servido con hielos en un vaso alto. No te rompas la cabeza pensando en que servir, el charro negro es ideal para las reuniones y la onda fiestera. Tómate uno en el Pasaje América, verás que este se convertirá en el motor antrero que buscabas.

 

 Inventos coquetos

 

ABC- Invento de quien sabe quien pero parece que se ha convertido en una personalidad de las borracheras. Un combo azucarado, fuerte, rico y pegador. En un caballito mezclas amaretto, baileys y cognac. Para días fríos, este cóctel es uno ganador. Los sirven re bien en el Classico “La Cúspide”, además que la pachanga se pone fuerte hasta el amanecer. Tip: Conviértete en testigo de un amanecer impresionante en la terraza de este lugar norteño.

 

Pink Pony- De nombre cursi, de excelente sabor. En un vaso alto sirve dos partes de tequila (espera a que salga la edición especial de Centenario Rosangel, sería la mezcla perfecta), agregas 3 partes aproximadamente de jugo de manzana, hielo y finalmente rellenas refresco de limón. Lo probamos en el Cibéles, buen trago, buen servicio, excelente música y un ambiente re bueno para el preocopeo.

 

Redoxon– Este es el remedio para quienes enfermos de desmother buscan tragos fáciles, ricos y fuertes. Este es de los más populares en la onda antrera. La idea es servir un shot con Absolut Citrón o algún vodka sabor a cítrico. El caballito va inmerso en un vaso alto con bebida energetizante y licor de naranja (que sin el trago sigue estando bueno). Pídelo en el Voga, aquí siempre hay ambientazo.

 

Jumbo cuba- Las damitas lo piden y los chicos se quedan con la boca abierta. Digamos que no es un trago muy femenino pues en un tarro grande (cervecero) se sirve una cantidad magistral de ron blanco, se agrega refresco de cola y se rellena con cerveza (una al gusto). El tarro va escarchado con sal. Este chupe se inventó en el Fisher’s, claro el lugar ideal para empezar la borrachera, precios accesibles, mucha fiesta y entradas deliciosas.

 

Green Lipton- Lo reconocemos. Este es invento nuestro, uno que nació en una reunión casera después de que se terminó el refresco. Optamos mezclar el vodka con lo que había en ese momento: Te verde Lipton light. Resultó ser una verdadera delicia, barato y fácil de preparar.

 

 

¿Y a ti te gustan sencillitos? Dinos cuál es tu favorito.