Así se puso la final de la Ruta Torres 15

Históricamente el brandy no se ha asociado con los jóvenes. Eso está por cambiar. Ahora, algunos bartenders mexicanos se están encargando de crear nuevos tragos con el «vino viejo» para demostrar que no sólo es para señores en bata que escuchan música clásica. Para muestra: la final de Ruta Torres 15.

Para esta segunda edición del concurso se realizó una búsqueda por todo México para encontrar los tragos más interesantes. Los participantes, mixólogos profesionales, provienen de cuatro zonas del país: centro, sur, occidente y noreste. El reto: elaborar cocteles únicos con brandy y esencia mexicana.

Foto: Guillermo Gutiérrez

La final de la Ruta Torres 15 se llevó a cabo en el Foro Normandie. Sólo quedaron ocho finalistas que mostraron sus talentos y consintieron a los asistentes con sus creaciones cocteleras.

Como regla del concurso, los mixólogos sólo podían utilizar los siguientes cuatro materiales:

  1. Colador oruga: retiene hielos y elementos sólidos en la coctelera.
  2. Julep: tipo colador con orificios pequeños para mezclas finas.
  3. Shaker: herramienta básica para mezclar.
  4. Sifón japonés: método de extracción para crear rápidamente tus propios licores.
Trago Invisible, de Jonathan Banda. Foto: Guillermo Gutiérrez

Concursantes

Preparó un «Golden Egg», inspirado en una experiencia de asombro. Es un huevo dorado relleno con Torres 15. Está inspirado en finales del siglo XIX con un twist de actualidad.

Hizo un «Ponche endémico», con Torres 15, licor de guanábana, jarabe de azúcar, guayaba, canela, jugo de mandarina, ciruela, cardamomo y café mexicano. Se sirve caliente.

Hizo una bebida hecha a base de piloncillo, manzanilla, limón, bitter de chocolate y Torres 15. Como un té con piquete.

Preparo un «Normal y especial», un coctel digestivo a base de Torres 15, licor de cacao, leche de soya, café y galleta María. Un postrecito.

Elaboró un «Baby Torres» con jugo de toronja, jarabe con especias, jerez, un Bubulubu y, claro, Torres 15. —¡Sí! ¡Bubulubu!—.

Se lució con un «Clavo», con absenta, Torres 15, jarabe de pimienta gorda, angostura y lima yucateca. Único.

Hizo un trago que se llama «Invisible», con café y Torres 15. Clásico.

Preparó un «Manzana tónic»: un jaibol con un cordial de vermut, manzana, almendra, cardamomo, Torres 15 y un top de agua tónica. Fresco.

El trago de Arni Murillo, llamado Clavo. Foto: Guillermo Gutiérrez

Y el ganador de la Ruta Torres 15 es…

¡Fernando Acevedo!, mixólogo y bartender de Jules Basement. Su creación «Golden Egg» logró su cometido: asombrar.

Fernando Acevedo fue el ganador de la segunda edición de la Ruta Torres 15. Foto: Guillermo Gutiérrez